Entrecintas

Invitados a Coca-Cola

Todos estamos invitados es una película de 2008 dirigida por Manuel Gutiérrez Aragón y protagonizada por Oscar Jaenada y José Coronado, que interpreta a un profesor vasco amenazado por el terrorismo etarra, todavía muy activo en aquel año. Con sus desaciertos y titubeos puramente cinematográficos, lo indudable es que no es precisamente una película complaciente con el mundo abertzale, sino todo lo contrario. Uno de sus intérpretes secundarios es Gotzon Sánchez, un actor cuya presencia en aquel film me pasó completamente desapercibida en su momento y de cuya existencia sólo he sabido ayer mismo, a raíz de su intervención en un anuncio de Coca-Cola típico de la marca, es decir, obviamente alejado de cualquier polémica y orientado hacia el lado amable de la vida. Sigue leyendo

Entrecintas

Que os sea leve

Cada vez que respires, cada vez que te muevas, cada lazo que rompas, cada paso que des, te estaré vigilando. Cada día, cada palabra que digas, cada juego que juegues, cada noche, te estaré vigilando. ¿No entiendes que me perteneces? ¿No ves cómo llora mi pobre corazón con cada cosa que haces? Cada movimiento que hagas, cada promesa que rompas, cada sonrisa que finjas, cada señal que envíes, te estaré vigilando. Desde que te marchaste me encuentro perdido, sin rumbo. En sueños solo veo tu rostro. Miro alrededor pero siempre eres tú, nadie puede sustituirte. No puedo dejar de llorar, por favor, cariño. Te estaré vigilando. Te estaré vigilando. Te estaré vigilando… Sigue leyendo

Entrecintas

Desapego

Entre ustedes, mis amables lectores, debería haber, por lógica estadística elemental, algún cretino genuino. Disculpen, no pretendía ofender ni discriminar, de modo que rectifico: algún cretino o alguna cretina. En este blog, cabe pensar, hay material de sobra, desde el mismo subtítulo, para que a alguien se le haya pasado por la cabeza que aquí pueden encontrarse textos o comentarios, no solo de un servidor, que atentan contra la igualdad y tienen contenidos sexistas. Sin embargo, nunca nadie me ha hecho observación alguna en ese sentido, ni en público ni en privado. Todo lo más, hubo una persona, cuando todavía mis cintas se publicaban en otro lugar, que escribió un comentario que guardo como un tesoro: “alguien que habla de sus relaciones personales con ese desapego no me merece respeto”, dijo un anónimo (o anónima) a propósito de la primera entrada de este blog, la titulada Isabel.  Gracias de corazón a quien quiera que lo escribiese: llevaría como un pesado lastre la responsabilidad de contar con su respeto. Sigue leyendo

Entrecintas

A tomar por culo la bicicleta

  1. España se constituye en Estado Federal.
  2. Se suprimen las provincias como entidades de división territorial a todos los efectos.
  3. Se constituyen las comarcas como entidades de división territorial. Su delimitación se regirá por criterios geográficos, históricos, culturales o meramente prácticos. Las antiguas Diputaciones Provinciales no serán sustituidas ni reproducidas en las comarcas por ningún otro órgano análogo o equivalente. Sigue leyendo
Entrecintas

No puedo evitarlo

Marquesa de Merteuil: – Tengo un amigo que, como vos, se encaprichó de una mujer que no le convenía. Cada vez que se lo hacíamos notar, insistía con la misma pertinaz obstinación. “¡No puedo evitarlo!”, decía. Se estaba convirtiendo en el hazmerreír de todo el mundo. Decidimos hablarle seriamente. Le explicamos que su nombre corría el riesgo de quedar asociado con aquella frase para el resto de su vida. ¿Y sabéis lo que hizo? Sigue leyendo

Entrecintas

Jofre y Fina se separan

“La muchacha catalana no ha de pasar gana”. “Cuando se trata de trempera, Cataluña es la primera”. “Basta de punto G, las catalanas tienen punto Ç”. Estos y otros lemas identitarios, como desterrar las expresiones “hacer un griego” o “un francés” en favor de la más nacional “hacer un catalán” (ya les contaré en qué consiste), forman parte de las razonables reivindicaciones de la plataforma Follem en Català, nacida hace más de cuatro años y hoy, como pueden adivinar, más activa y popular que nunca. Desconozco si la Generalitat acabó finalmente por atender la solicitud de subvención que cursaron en época del President Montilla, pero estoy seguro de que Artur Mas se mostrará sensible a la cuestión. Sigue leyendo

Entrecintas

Escamas de jabón

19 de junio de 1987. El centro comercial Hipercor de la Meridiana de Barcelona, inaugurado apenas un año antes, está lleno de clientes que aprovechan las primeras horas de la tarde del viernes para hacer sus compras. Justo debajo de ellos, en la primera planta del parking subterráneo del establecimiento, hay estacionado un Ford Sierra que contiene en su maletero varios bidones de plástico en los que se reparten doscientos kilos de material explosivo: treinta de amonal y cien litros de gasolina; el resto son sustancias adhesivas y escamas de jabón, además del pertinente dispositivo temporizador. A las cuatro y diez de la tarde, la explosión programada provoca un enorme agujero en la primera planta del centro comercial que abre paso a una gigantesca bola de fuego y a una gran cantidad de gases tóxicos que abrasan o asfixian a quienes encuentran a su paso. Quince personas murieron en el acto y seis más en los días posteriores, la mayoría de ellos mujeres y niños que empezaban sus vacaciones escolares. Cuarenta y cinco más sufrieron heridas que a veintidós de ellas les han supuesto minusvalías de distinto grado para el resto de sus vidas. La rápida y eficaz intervención de los bomberos, así quedó acreditado en el juicio posterior, logró sofocar un incendio que podría haber provocado centenares de víctimas. Sigue leyendo

Entrecintas

Sabes que no soy buena

Carnaza. Para los mitómanos (“el club de los 27”), para los amantes de la buena música (“se apaga la voz del soul”), para los psicólogos de salón, para los periodistas y articulistas que se han topado con una noticia muy apetecible para estos días de julio, ni demasiado pesados ni demasiado livianos todavía, exactamente como la crónica de una muerte anunciada. Para los diarios sensacionalistas y las revistas del hígado, por supuesto. Para los padres y las madres preocupados por las compañías o las actividades de sus hijos, que ahora tienen una referencia más, un mal ejemplo que echarles a la cara. Para los sentimentales, para los cínicos. Para mí mismo, que escribo sobre ello y para ustedes que lo leen. Sigue leyendo

Mujeres soñadas

Rosa Díez

“Hay que reivindicar ser coquetas, también a esta edad. Sentirte y ponerte guapa es un gesto de generosidad para ti, y de respeto hacia los demás”. Son declaraciones de Rosa Díez, en una entrevista más o menos reciente. Concuerdo con ella, aunque a juzgar por las fotos que pueden ver junto a estas líneas, quizá sobra el “también”: uno tiene la impresión de que antes no ponía en práctica esa máxima. Lo cierto es que de la comparación entre ambas fotos uno saca la impresión de que Rosa ha ido refinando progresivamente su estilo hasta convertirse, “a esta edad”, en una mujer francamente atractiva. Sigue leyendo