Ver parte 1ª

¿De verdad vas a abrir el blog solo para mí? ¿Y luego vas a seguir escribiendo o qué? Todavía te quedan muchas de las que hablar. De Itziar no has dicho una palabra, y yo sé que esa te marcó un montón, me ponía celosa. Casi me alegro de que no escribas de ella. Porque me gusta leerlo pero a la vez me da un poco de rabia ¿sabes? Todas tus demás novias me parecen más interesantes que yo. Tú no has estado celosa por mí en tu vida, Gemma, y menos aún has sido mi novia.  Molt bé donc. El que tu diguis. A més, jo sóc dona d’un sol home.

Es tan cierto que lleva más de diez años felizmente enamorada de su marido como que ahora no sabe con seguridad quién es el padre de su primer hijo. ¿Entre cuántos dudas, Gemmeta? ¿Cuatro, cinco? Me buscaba lunares nuevos en la espalda con el sexo descansando contra mis nalgas. No te apures que tú no eres, no he vuelto a verte desde que me llevaste a aquel hotel o lo que fuera. Y de eso cuánto hace, más de dos años. On et fiques? Este mes te he llamado un montón de veces pero siempre saltaba el buzón. ¿Has cambiado el número, te estás escondiendo de algo? Me has llamado una sola vez, Gemma. Estoy de mudanza. ¿Otra vez? Otra.

¿Cómo está la chica del cáncer? Nunca me acuerdo de su nombre. ¿Y Mónica y la niña? Mira, esta pequita del hombro es nueva, la última vez no la tenías. Me la besaba despacio cuando en la habitación contigua se arrancó a llorar Gerard, de apenas un mes de edad, hereu con el mismo nombre de un padre y esposo decente que sin duda compartirá con ambos una buena vida. Se levantó desnuda para atenderle y desde la cama escuché sus carantoñas y susurros torpes de primeriza. Nunca supe de su inesperado embarazo. Me enteré de la buena nueva cuando le devolví la llamada, de paso por Barcelona, una tarde con tiempo libre y antojo de sus carnes blancas. Gerad pare estaba como siempre de viaje de trabajo, Gemma apenas llevaba dos semanas en casa después del parto. Me contó lo del niño y después fue a mirarse o a tocarse algo antes de darme la respuesta definitiva: Me apetece pero yo creo que todavía es muy pronto, la próxima vez que vengas.

Fue en su casa, no quise volver a aquellas aparatosas alcobas para prostitutas de lujo y sinestésicas hipersexuales, un capricho que sin saberlo pagó la mareta. ¿Tú también con lo de la sexualitat exacerbada? ¿Me estás llamando puta? ¿No? Qué pena, dijo sentándose a horcajadas sobre mi pecho desnudo. Alguna vez se me ha pasado por la cabeza, no te creas, no por el dinero sino por el morbo. ¿Crees que yo valdría para escort de las caras? Tú no tienes precio, Gemma. Escort madurita, nen, hay demanda, y a los tíos les da morbo el parecido. Se refería a una levísima semejanza de rasgos con la actriz Julia Roberts que sin embargo ella ha apreciado siempre enorme e indiscutible. Con el pelo suelto esa chica huele como yo, a cilantro fresco.

Gemmeta la fantàstica, psicóloga experta en comunicación y publicidad. Ahora trabaja para Ciudadanos, me contó, pero no aclaró si como profesional o como simpatizante, quizá militante, no lo creo. ¿Albert, te  has dado cuenta de que no existe un término equivalente para los hombres? Daddy i’d like to fuck, por qué no, los hay a patadas. Apenas contuvo una risa maliciosa mirándome a los ojos: No me has dicho cómo están Mónica y la niña. Voy a mover eso de los DILF’s, en menos de un año lo pongo de moda.

Gemma, el bitxo rar, tan hermosa e insólita, tan frágil como indestructible. No, no todas son más interesantes que tú. Ninguna, en realidad. La incomprensión y las burlas hasta bien pasada la adolescencia, y mucho más tarde aquel feo asunto en Palafrugell que te llevó a los periódicos. Apenas olvidada esa vergüenza, el accidente que casi te costó la vida mientras sonaba Cena recalentada y los interminables meses de rehabilitación. Otras íntimas tragedias de las que nunca supe por ti. “En el desierto vi una criatura, desnuda, bestial…”. Estremecido te escuché recitar sonámbula el poema entero, pero no te lo dije al amanecer. Sé cuánto deseabas ese niño, aunque tampoco porque tú me lo contases. “Gemma es tal vez la persona más fuerte, generosa y fiel que conozco. Quizá otro día les hable más de ella”, les dije en este mismo blog hace dos años. Enhorabuena, Gemmeta. Para ti, pero sobre todo para los Gerard, pere i fill. Por fin el aire en calma.

Anuncios

5 comentarios en “Gemma – Parte 2ª (MILF)

  1. Hace unos meses, en una de mis múltiples visitas a este blog se me abrió en la pantalla por un post que no era el habitual…me dio un vuelco el estomago..”ha vuelto?’”, pero enseguida vi que no.. que chasco. Hoy, abro y pasa lo mismo, pero la fecha no es antigua, ahí pone Marzo 2015, “tanto hace que no abro esto?, y ha vuelto y no me avisa?” si, soy perfectamente capaz de pensar dos frases a la vez… Me ha dao coraje, blanquito, y como no se porqué y también se que no tiene porqué, me ha dao más coraje todavía (o aún, que diría alguien mas cultivado que yo) ”madaotantocoraje” que he llegao a pensar en enfadarme y no comentar ná, pero ufff… enfadarse exige tanta energía de esa malajosa, que paso..no tengo fuerzas….Avisarme¡¡ a veces se me ocurren unas cosas de un cuajo que tira pa’trá.
    Eso si, como acabo de pasar un rato en el espejo probándome unos cuantos vestidos de temporadas pasadas (es que tengo una comunión, miratuqueplan..) y dándome cuenta de que mes y pico pasando hambre no hace que me estén mejor y viendo también que mi culo está a pocos centímetros de llegarme a las pantorrillas, no pienso decir nada de un texto en el que sale gente estupendisima follando maravillosamente, al menos hasta que no respondas a las preguntas de la encantadora Gemma…

  2. ¿Todavía hacen los niños la comunión? Pensaba que no, pero va a ser que a mí no me invitan. Ni a las bodas, ahora que caigo, hace años que no voy a una. Lo de tu redondo culo lo vamos a dejar, que estoy muy sensible y enseguida me entran cosquillas. Me he acordado de ti últimamente más de la cuenta, entre otras cosas a propósito del tal Juan Marín, del que supongo que alguna opinión cabal tendrás, buena o mala, ya contarás. Es que no he vuelto, morenita. Este texto, como el que se publicó días antes, el de Julia Roberts (cilantro fresco), es sólo una excepción con un propósito muy puntual, muy preciso y muy personal. Como la decisión de poner en primera plana ese otro “no habitual” de hace tiempo, el de la carta desde Bayona. O como la de no poner aquí las respuestas a las preguntas de Gemma, o la de usar “aún” en vez de “todavía”, mala persona. De hecho, en esta ocasión ni siquiera abrí los comentarios en principio, pero alguien sensato me convenció de que era de malajes no hacerlo. Así que ahí queda el tuyo, calentito, guasón y brillante, para variar. Te prometería que a la próxima sí te aviso pero me da no sé qué, se me viene a la cabeza eso de “tú sigue, que yo te aviso” y me da la risa tonta. Te echaba de menos y lo sabes, vaya que si lo sabes. Ponte guapa para la comunión. Besos castos.

  3. Aún a riesgo de que mi comentario se quede aqui solito, el último, cosa que me produciria harta irritación (eso es por no repetir que me da mucho coraje jajajaj) te dire que sí, que todavia hay gilipollas que se llenan la boca renegando de dios y su iglesia y se vacían los bolsillos con megacelebraciones y superviajes al pais de Miky…por suerte, de tres probables, solo me han invitado a una, librandome asi de tener que inventarme excusas pa no ir, que otra costumbre sagrada es regalar sobrecito con minimo 50 euros y por ahí si que no paso, aunque pudiera jajajaja..esta que tengo es en casa y con amigos y no creo que se note que en el unico vestido que quepo es en uno pelin antiguo y que no voy a ir a la peluqueria jajajajajaja. Que alguién me recuerde a través de Juan Marín, sinceramente, no me halaga en absoluto, ahí te lo digo todo y lo del culo…no lo has entendio jajajaj porque redondo, precisamente no es jajajaja. No me extraña que tengas tanto exito, blanquito, si hasta yo (que me conozco, aunque no te conozca a ti) me he sentido halagada con esas fracesitas tuyas… ayssss…
    No nos dejes mucho tiempo sin tus maravillosos textos, busca el motivo que quieras, y cuentame, cuentanos algo..I need..

  4. Anda Jefe, parece que estamos muy liados… Leo algo del verano pasado que pone que es el último pero veo otros dos, sería una pena no volver a leerte. Y ahora los he leído de seguido, hay cosas que no se pueden dejar, y mucho menos que no se puedan comentar. Me encantó Closer, aunque no la recuerdo del todo bien, debe ser la edad jejeje.

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s