Buenos vecinos

Procuro fijarme

“No escribo para que me lean, sino por la posibilidad de que me lean”. Como es natural, soy el primero en conocer las respuestas de mis invitados al cuestionario. Con el privilegio va el capricho y yo me concedí el de interpretar esa frase a mi antojo, recordando lo que ya advirtieron los clásicos: la inteligencia es bella, pero esa belleza permanece inerte mientras no haya luz que la ilumine. Procuro fijarme es un blog sin apenas comentarios. No es fácil leer esos textos. No lo es si uno se empeña en afrontarlos a la mera luz de la razón, buscando discurso y conclusiones, con el propio entendimiento y los conocimientos personales como única guía. Si ese es el exclusivo propósito del lector, más vale que acuda bien pertrechado a la tarea. Hallará recompensa sin duda, porque cada entrada del blog contiene originales y brillantes ideas que dejarán satisfecho al más exigente de los intelectos. Saldrá de allí complacido con su acopio de diamantes, pero ignorando el río que los lleva habrá desaprovechado más de la mitad de lo que la escritora ofrece. Es aconsejable entregarse sin complejos a la música del idioma, disfrutar de la prosa de Procuro sin exigirse demasiado a uno mismo. Aunque el lector carezca de conocimientos suficientes para hallar esos diamantes, resulta imposible sustraerse a seguir leyendo, resistir la tentación de dejarse hipnotizar por la suave, cálida e íntima corriente de las palabras, por la cadencia de textos capaces de integrar numerosas citas ajenas -casi siempre versos-, de pasar de Homero a las pelusas del filtro de la lavadora en una misma frase sin variar la melodía ni el ritmo. Uno se pregunta inevitablemente cuánto hay en la armonía de esa prosa de estudiada metodología y cuánto de verdadera inspiración, o cuál es la proporción entre la abrumadora erudición y la exquisita sensibilidad que la autora despliega a partir de la observación del caminar de un ave en la arena de la bajamar, una fotografía en un calendario, el modo en que el viento mueve las ramas de un arbusto o cualquier acontecimiento cotidiano  y en principio intrascendente. “La calzada es organización, pero cuando deambulas emprendes un cómputo abierto”, puede leerse en uno de sus últimos escritos. Procuro fijarme no es una colección de textos absolutamente independientes entre sí: más allá de las autorreferencias o el aliento poético progresivamente refinado que anima todo el blog, que empezó a publicarse en 2011, hay varios tan tenues como visibles hilos narrativos que recorren muchas de las entradas: personas, lugares, objetos, autores. No se dejen impresionar por la imponente excelencia de esos textos, ríndase cuanto antes y comprobarán que es mucho más difícil dejar de leerlos que empezar a hacerlo. Además del consejo, permítanme una confesión: me siento especialmente agradecido por la conformidad de la autora para contestar a las preguntas. Uno intuye que las cuestiones a las que responde no son precisamente aquellas en las que prefiere, en las que procura fijarse. Pero la inteligencia, además de bella, es tozuda y soberana y se obstina en acompañar a quien la posee en todas las circunstancias. Disfrútenla. 

Procuro fijarme

1. ¿Está satisfecha con su blog?

I can’t get no satisfaction, niananiá nananiananá. En la vida, digo, en lo que se entiende por toda mi vida en general. Y sin embargo mi blog secreto es una de mis satisfacciones, me hace un bien: cause I try, and I try, and I try, and I traaay. Gracias, blog. (Gracias, Albert).

2. ¿Prefiere leer o escribir?

Soy lectora, no podría vivir sin leer. Hay un texto muy bonito de Ángel González en que dice que la escritura es una enfermedad contagiosa que los libros transmiten a los que los frecuentan mucho. Y que los lectores están siempre expuestos a esta intoxicación, que todos la sufren, aunque en distinta medida, a veces con orgullo, otras con timidez y otras vergonzantemente. Que el lector químicamente puro no existe, decía.

3. ¿Participa en redes sociales de internet? ¿Qué opinión tiene de ellas? ¿Cree que acabarán con los blogs?

Tengo un Facebook abierto que apenas utilizo porque se ha reunido ahí una amalgama de desconocidos y conocidos pero en realidad no queridos junto con algún amigo, que me da escalofríos. No tengo nada que decirles, me felicitan mi cumpleaños y yo a ellos. He sido muy pasiva, tal vez si hubiera sido activa estaría enganchada y no tendría mi blog (y puede que trabajara mejor y con más éxito, habría aceptado ese viaje y luego cambiado definitivamente de ciudad, de país, de familia. Sería feliz, en una palabra).

No tengo twitter, no me resulta atractivo. Un blog es diferente, ¿no?

4. ¿Consulta las estadísticas de su blog? ¿Le influyen la cantidad o el contenido de los comentarios?

Sí las consulto. Casi no tengo visitas y tampoco comentarios. Anhelo interiormente tenerlas pero me gusta no tenerlas porque así cumplo mejor mi objetivo secreto (secret objective). Los pocos comentarios que tengo me hacen muy feliz y me ponen de los nervios. Ser feliz es insoportable. Sé que también podría tener comentarios que me disgustasen si alguien se tomase la molestia, que no sé por qué iban a hacerlo. Eso me afectaría, seguro.

No escribo el blog para que me lean, sino por la posibilidad de que me lean.

5. ¿En su caso, qué correspondencia hay entre la persona “real” y la que escribe en internet? ¿Le preocupa de algún modo esta cuestión?

Yo soy más completa que Procuro fijarme. Pero ella busca cosas y presta atención. Ella es una intimidad secreta liberada. Me preocupa que la descubra la Fiscalía. La gente que me conoce no sabe que lo escribo, mucho menos los más próximos. Es my secret life, Albert. ¿A que me entiendes?

6. ¿Cuál diría que es el rasgo principal de su carácter? ¿Qué imagen tiene de sí misma? 

Depende de si me comparo o me considero, que decía San Agustín o Woody Allen, pero entre esto y aquello seguramente puedo decir que soy nerviosa y voluntariosa, por mencionar solo cosas que no parezcan mal (de tan malas que no me las creo ni yo ni de buenas que no se las creen todos los demás). La verdad es que no tengo una imagen clara de mí al margen de cómo actúo, y con respecto a cómo actúo o, más a menudo, inactúo, suelo tener muchas dudas. Soy dudosa, eso es.

7. ¿Qué tipo de impresión cree que produce a primera vista en alguien que acaba de conocerla? ¿Cree que, en general, cae bien o mal a la gente?

 A mí la gente siempre me produce una buena impresión primera o al menos neutra, yo creo que lo mismo. (Luego ya…). Me refiero a las circunstancias normales, o sea, que no me conozcan justo el día que estoy montando la bronca en la oficina a la becaria. (Es broma, no tengo oficina ni becaria. Porque si las tuviera…).

8. ¿Podría citar la alineación habitual de la selección española de fútbol? ¿Sabe cómo se llama la actual esposa de David Bustamante?

No, no idea.

La actual esposa de Busta es Paula Echevarría. Lo sé, qué le voy a hacer.

9. ¿Está al tanto de la actualidad? ¿Por qué medio suele enterarse de las noticias?

Hace mucho que no leo el periódico como es debido, quita tiempo, pero a veces hojeo alguno. Miro titulares en internet. Oigo noticias en la radio cuando desayuno y en otros momentos del día, las dejo llegar en un bar o en la tele de casa si como en casa, también en internet, a salto de mata, presto poca atención, sé que estoy mal informada.

10. ¿A qué personaje público vivo diría que admira y a quién detesta?

Iba a decirte que a nadie porque he tenido un primer impulso de buscar figuras monumentales, como el Papa u Obama, que me caen simpáticos de una forma más bien boba. (Bueno, a mí el Papa me cae simpático porque es argentino y habla español. Es así, no lo puedo remediar). Y no encontraba nadie importante a quien detestar, he buscado grandes criminales internacionales que sé que hay pero no me salían nombres ni apellidos. Habrá sido entonces cuando he mirado a mi alrededor y me he dicho, ¡coño!, me he dicho, ¡caracoles!, si los tengo aquí mismo. Admiro profundamente a personalidades como Juaristi o Savater y detesto visceralmente a los políticos nacionalistas españoles, especialmente a los vascos. A los que admiro lo hago de corazón y también con la cabeza porque rebosan merecimientos. Los otros lo mismo, también corazón y cabeza. Cosas de la vida.

11. ¿Qué tipo de imágenes le hacen apartar la vista del televisor?

Veo poco la tele, casi nada.

12. ¿Qué titular le gustaría leer mañana a cinco columnas en la portada de todos los periódicos? (No ideal, sino posible y adecuado al tiempo y el mundo que vivimos).

Que baje la luz.

13. ¿Es partidaria de la intervención militar por parte de los países occidentales en conflictos donde se vulneran derechos humanos?

Sí. A no ser que sea preferible que no.

Me acuerdo del episodio en el que el Quijote interviene para defender al mozuelo Andrés, al que encuentra atado a un árbol. Cuando cumplida esta justiciera aventura el caballero se marcha, el labrador, su amo, redobla los azotes. Peor para Andrés.

14. ¿En qué casos hipotéticos justifica o comprende una insurrección armada?

En ninguno.

En los que han triunfado contra las tiranías y han traído la democracia, como la revolución de los claveles portuguesa.

No lo sé.

15. “Es hora de refundar el capitalismo sobre nuevas bases éticas. Los poderes públicos deben regular el sistema financiero internacional” (Nicolas Sarkozy, septiembre de 2008). ¿Qué opinión le merece esa declaración?

Me parece bien.

(¿Qué es el sistema financiero internacional?).

Quiero una selva con guardias y semáforos. Si puede ser.

16. Política, social, económicamente, ¿a qué país del mundo le gustaría que se pareciese España?

A los que solíamos querer parecernos, los europeos que tenían bienestar y libertad, todo a la vez. ¿A Suecia? Está bien, hace frío y se aburren, no como nosotros, una juerga. Siempre he querido ser francesa, o por lo menos que los demás lo fueran.

17. ¿Es partidaria de alguna reforma profunda o sustancial en nuestra Constitución?

No he leído la Constitución pero aprecio que tengamos una. Es todo lo que puedo decir, y que de mío no soy partidaria de ningún cambio en esa Constitución que digo y que en realidad no conozco pero de la que me fío. No es que piense que es intocable, nada lo es.

18. ¿Cree que siguen teniendo sentido las expresiones “ser de izquierdas” o “ser de derechas”?

En general, no. Me parecen sectarias y vacías, además a menudo me siento víctima, porque me llaman facha por cualquier cosa, incluso por formular una pregunta. Hay personas que funcionan por lotes de ideas o prejuicios de larga tradición. (También quiero confesar que conservo reminiscencias de mi propio sectarismo porque hay formas públicas de hablar que a veces despiertan en mí la bocazas muy rabiosa que fui en conjunto).

19. ¿Qué delito le parece que no está suficientemente penado?

Esta no me la sé.

20. ¿Partidos con postulados racistas u homófobos deben tener el derecho de presentarse a las elecciones?

Yo, lo que diga la Constitución.

Que debería decir que no, digo yo.

21. ¿Deben las administraciones hacer esfuerzos económicos y dejar de construir carreteras para garantizar la conservación de especies en peligro de extinción, como el lince ibérico?

Esta no me la sé tampoco. No tengo una fe o ideología ecologista y no me parece que el lince ibérico sea sagrado, así que me lo planteo más como calcular cuánto de un presupuesto que es como una manta pequeña que nunca te tapa entera dedicas a comprarte una sortija, por ejemplo. Hombre, por Dios, una sortija. Un lujo, quiero decir. Pero por una parte es un planteamiento equivocado (que deriva del hecho de que respirar no es ningún oropel o cosa superflua), y por otra la vida sin lujos es menos vida. (Nota. Cuando digo lujos quiero decir cosas costosas, y cuando digo costoso no me refiero al dinero; el dinero es solo una metáfora).

22. ¿En el mundo actual sería lícito, legítimo, conveniente, gastar miles de millones en mandar una nave tripulada a Marte?

Me plantea el mismo problema que la pregunta anterior. Es más, en este caso la aventura espacial casi me interesa personalmente más que el lince (perdóname, lince). Probablemente es lo que parece, absurdo. Tiendo a verlo como aventura del conocimiento. También podría decir inversión, no sé si me gusta decir inversión pero es la idea.

23. ¿Cree que la historia del mundo sería otra si el poder hubiese estado mayoritariamente detentado por mujeres?

En las fantasías históricas uno puede poner lo que le guste, como pasa con las de la propia biografía (qué habría pasado si yo, si tú, si ello) pero lo que no ha sucedido son las ruedas que mi abuela no tiene porque si mi abuela tuviera ruedas sería una bicicleta, que dice el dicho. En este caso manipularíamos una idealización del estereotipo femenino surgido de la historia de las mujeres en los lugares cerrados de la vida privada y las trasladaríamos como en volandas a las plazas públicas, con unas características que no se han podido forjar ahí. Las mujeres no son mejores que los hombres.

24. ¿Cuál es la mayor diferencia psicológica entre hombres y mujeres?

Na, na, na. No me traba. Ninguna. Me los dé de uno en uno, a ellas y a ellos.

25. ¿En qué medida se siente identificada con los tópicos habitualmente atribuidos a las mujeres: romántica, cotilla, coqueta, voluble de carácter, posesiva, difícil de descifrar para los hombres…?

Yo me siento identificada con el tópico de la típica tía que rechaza los tópicos, que le ponen mala. Esa soy yo, muy previsible pero no me apeo. En cuanto a las cosas que dices, pues todas, a lo mejor un poco de cada y mucho de alguna. ¿Y usted?

26. ¿Qué envidia de los hombres?

Nada. No sé como suena, pero es la verdad. Envidio muchas cosas de muchas personas en particular, a veces son mujeres y otras son hombres, pero mi envidia no debe a que lo sean sino a las cosas que les envidio porque las echo en falta. (¿Qué tal voy con el tópico de la típica tía a la que no le gustan los típicos tópicos de tíos y tías?).

27. ¿Se apasiona con facilidad?

Sí. Menos que antes. Me he hecho más templada. (Más templada que el agua hirviendo).

28. ¿En qué cree a estas alturas? ¿Por qué merece la pena vivir?

Por lo visto los vivos quieren vivir. Me pilla en mal momento porque se me acaba de estropear la grapadora, pero en cuantico que acabe me pongo a ello porque merece mucho la pena averiguarlo. (Albert, ¿se sabe el chiste del candelabro? No es un candelabro, es una farola, y hay alguien que busca sus llaves bajo la luz de una farola. ¿Sabe él que se le han caído ahí? No, pero es el único sitio donde hay luz. Hay también un chino de aquellos que te dice que es bajo el candil justamente donde más oscuro está. ¿Usted sabe qué quiero decir? Ni yo).

Creo en la educación. No me refiero a la cortesía sino a los saberes en particular y al deseo de saber en general, una de las modalidades de eso que llaman sublimar. Nos hace mejores, a veces mucho mejores, da sentido a la vida.

29. ¿Cómo definiría, en general y desde su punto de vista, a “una persona afortunada”?

Que se da cuenta.

30. ¿De qué se siente orgullosa?

De mis prodigiosas e inenarrables hazañas sexuales y de mis bienes materiales y espirituales incalculables.

Que no, que es broma.

Estoy orgullosa de que usted me haya invitado a responder este cuestionario y de que yo haya tenido el valor de devolvérselo, querido Albert, con la caradura suficiente como para tumbarme al sol de que lo lean sus lectores.

No me deja de maravillar, se lo juro. Es asombroso. No nos conocemos de nada. ¿Le he dado las gracias?

Gracias, Albert.

Gracias, Procu

BUENOS VECINOS:
  Lunes 17 de febrero, Bárbara Blasco – “Dame una tregua”
 Alba Steiner – “Fotogramas psicosomáticos”
Anuncios

16 comentarios en “Procuro fijarme

  1. Confieso que soy gran admirador del sentido del humor de Proc. Y que me llama mucho la atención que sus textos sean, sin embargo, tan serios y sutiles. Supongo que es algún tipo de selección de personal: Este es mi templo. Compórtense con corrección y gravedad. No entren aquí los frívolos (o al menos disimulen).

  2. Me lee la Bonnie y dos bellezos secretamente rubios. Pos es mi dicha.

    Que no, Perri. Que no es un templo, es una caseta con moqueta, pero he puesto plásticos en la moqueta y unos paños para pisar y no estropear el plástico, como hizo mi vecina Inés cuando puso la moqueta y el plástico nuevos.

    (Menos mal que me tengo que ir enseguida. Me veo capaz de gastarle a Albert todo el papel del bloc. Son los nervios, Albert).

  3. No se caiga, Procu, agárrese como pueda que aquí abajo no hay mucho que ver. Siga ahí arriba y nos va contando lo que divisa. Y relájese pero no mucho, que todavía sigue llegando gente a leerla.

    Tareixa, no sabía que iba a venir usted, se me olvidó encender los farolillos. Ya están. Sea usted muy bienvenida, igual que Bremaneur. Me hace ilusión verlos a ambos por aquí. Gracias por la visita a los demás, a los que ya se asomaron alguna vez: Bonnie, Holmesss, Perro, Bárbara. Procu es mucha Procu.

  4. Pues si, me ha encantao la entrevista.. ya me gustaban tus comentarios aunque el blog me resulte algo dificil de leer, (cada uno es como e.. y yo zoy acin). No creo que seas una persona dudosa, en todo caso, tendras dudas, como todos, pero creo que eres bastante real (que real no es la palabra que busco pero es la que me sale y ahora voy pillaita de tiempo, fijate que hasta hoy miercoles no he podio ni leer el blog).
    T tá, que luego a ver si puedo releer, aunque quizas ya no comente, y que gracias, muchas gracias.
    nota: me da la impresion de que (no es tu caso) queda como mejor o mas,, no se, intelectual, decir que no sabemos de futbol o de famoseo, cuando estamos rodeados… me gusta el futbol (aupa erreala) y me se el ultimo lio de la esteban…. soy de bajo nivel??
    nota dos: niño guapo, yo pienso que queda mejor “estela” que “ruta”, sinceramente…

    y muy buena presentacion, como siempre..
    besos castisimos y jartitos de lluvia, hombre ya¡¡¡

  5. Gracias, Pepa, guapa; te echaba de menos. Ya estoy un poco empachada de mí, como tú de la lluvia, el ego y la lluvia en pequeñas diócesis, pero quiero saludar y agradecer a todos los que han venido a saludarme ayer después de Bonnie, Holmesss y Perroantonio: a Bremaneur, Tareixa y Barbara, y a Albert:
    «Albert, la cara Albert,
    el cor Albert,
    les mans Albert,
    els ulls Albert,
    Albert del mon».

  6. Pepa, tu Erreala se ha desinflado esta noche a las primeras de cambio eh. Muy mal. A propósito del fútbol: yo no sólo sería capaz de citar la alineación de la selección española, sino de otras diez o doce selecciones más y también de no menos de la mitad de los equipos de primera. Pero no recuerdo haber oído en mi vida una canción de Bustamante, por lo menos conscientemente. ¿Eso qué significa, que soy muy sabio o muy ignorante? Sobre la estela y la ruta, me acordé por fin del nombre que no me salía, ya te contaré. De lluvia, de viento y hasta de nieve. Gracias, niña. Castos.

    Bravo, Procu. Y sin guitarra. Nunca me había sonado tan bien Raimon. Me quedo con tu versión y me reservo con tu permiso el derecho a usarla por ahí. Gracias por el regalo.

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s