Miguel Hernández“Dame, aunque se horroricen los gitanos
(dije una vez hablando a la serpiente,
con un deseo de pecar ferviente),
veneno activo, el más de los manzanos.”

Inauditos esfuerzos, soberanos,
ahora mi voluntad frecuentemente
hace por no caer en la pendiente
de mi gusto, mis ojos y mis manos.

Antes no me esforzaba y me caía;
y ahora que, con un tacto, un susto, un cuido,
voy sobre los cristales de este mundo,

no me levanto ni me acuesto día
que malvado cien veces no haya sido,
ni que caiga más vil y más profundo.

Las tres en punto de la madrugada. Hora de recogerse y arrepentirse de los pecados. Recen por la salvación de mi alma cuando tengan un rato este fin de semana. Lo haría yo mismo, pero voy a estar muy ocupado. Gracias.

Anuncios

5 comentarios en “Oración

  1. Y después de un “te quiero” y una buena canción… A ver que coño te digo yo? Pues nada, un beso de las dimensiones el que tu me mandaste por mi anterior comentario y Feliz Fin de Semana

  2. Es bonito que lo quieran a uno. Muy agradecido, seas quien seas.

    Eso digo yo, S. ¡Coño! Te aseguro que tarde o temprano esa canción aparecería en este blog, y la has traído tú antes que yo. Magnífica banda, extraordinario tema. Gracias.

    Jajaja Elena, cierto, te han puesto el listón alto. Otro beso grande.

    Baso, se supone que quienes teníais que rezar erais vosotros. Os he dado tiempo, no te quejes. Besos, guapa.

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s