1. España se constituye en Estado Federal.
  2. Se suprimen las provincias como entidades de división territorial a todos los efectos.
  3. Se constituyen las comarcas como entidades de división territorial. Su delimitación se regirá por criterios geográficos, históricos, culturales o meramente prácticos. Las antiguas Diputaciones Provinciales no serán sustituidas ni reproducidas en las comarcas por ningún otro órgano análogo o equivalente.
  4. Se fusionarán los municipios colindantes con población menor de 15.000 habitantes de cada uno de los territorios federados.
  5. La Constitución Federal delimitará las competencias de cada administración, con el fin de eliminar cualquier duplicidad.
  6. Se organizará territorialmente el Estado Federal como sigue. Todas las entidades federadas llevarán el nombre de Territorio, Comunidad o Región. Sea cual sea la denominación consensuada, será la misma en todos los casos.
    • Castilla y León. Constituida por el territorio de las antiguas CCAA de Castilla y León, Castilla-La Mancha, Comunidad de Madrid (excepto la ciudad de Madrid) y Cantabria, además de por las comarcas de las antiguas CCAA de La Rioja y de Murcia que decidan adherirse.
    • Andalucía. El territorio será el mismo que el de la antigua CA de Andalucía, más las ciudades de Ceuta y Melilla.
    • Extremadura. El territorio será el mismo que el de la antigua CA de Extremadura.
    • Galicia. Ídem.
    • Cataluña. Ídem.
    • Aragón. Ídem.
    • Asturias. Ídem.
    • Baleares. Ídem.
    • Canarias. Ídem.
    • Euskadi y Navarra. El territorio será el de las antiguas CCAA de Euskadi y Navarra, además de la comarcas de la antigua CA de La Rioja que deseen adherirse.
    • Valencia. El territorio será el de la antigua CA de Valencia más el de las comarcas de la antigua CA de Murcia que deseen adherirse.
  7. La ciudad de Madrid será la capital de la Federación, con estatus propio y sin adscripción a ninguna de las entidades federadas.
  8. Las competencias de las nuevas entidades federadas serán las mismas que ya tenían sus respectivos antiguos estatutos de autonomía, teniendo en cuenta las que aún queden por transferir y las posibles modificaciones consensuadas en virtud de los puntos 2, 3, 4 y 5 de la presente relación. A estos efectos, se establece lo que sigue:
    • Quedará derogada cualquier normativa legal vigente que contravenga lo establecido en la Constitución Federal. Se dispone expresamente la supresión de las antiguas leyes forales vascas y navarra y todo lo que se derive de ellas.
    • Las competencias en Educación serán del Gobierno Federal, que garantizará un programa educativo de mínimos común para todo el territorio federal y la formalización del español como única lengua vehicular en todos los ciclos educativos. Se garantiza así mismo la enseñanza de la lengua propia en Galicia, Euskadi y Navarra, Cataluña, Valencia y Baleares.
    • Los antiguos Cabildos y Consells insulares serán asimilables a las comarcas establecidas en el punto 3 de la presente relación, y ostentarán sus mismas competencias.
  9. Se establece la cooficialidad del español y la lengua propia en Galicia, Euskadi y Navarra, Cataluña, Valencia y Baleares.
  10. Galicia, Euskadi y Navarra y Cataluña serán las únicas entidades federadas con derecho a ser reconocidas nominalmente como naciones en sus respectivas Constituciones, a tener un cuerpo de policía propio y una televisión y radio públicas propias en sus respectivas lenguas. Cada una de esas televisiones y radios públicas tendrían un único canal.
  11. La Constitución Federal garantiza la solidaridad interterritorial y la cohesión económica y social de España.
  12. El Senado se constituye como cámara de representación territorial, abierto a todas las formaciones políticas. El Congreso de los Diputados será la cámara federal y quedará restringido a las formaciones políticas de ámbito federal.
  13. Se celebrarán dos referendos consecutivos:
    • Un referéndum en toda España, con objeto de consultar la aprobación de la Constitución Federal y la forma de Estado, es decir, la elección entre Monarquía o República. La mayoría simple será suficiente para dar por aprobada o rechazada la Constitución Federal y para elegir la forma de Estado.
    • En caso de ser aprobada, se celebrarán a continuación referendos simultáneos en Galicia, Euskadi y Navarra y Cataluña, según las siguientes condiciones:
        • La pregunta será la misma para todas ellas, esto es: “¿Desea que el territorio se integre en la Federación o que se constituya en Estado independiente?”
        • El Gobierno Federal solicitará de la Unión Europea un dictamen previo, inequívoco y explícito sobre el estatus de esos potenciales Estados independientes en relación con la Unión.
        • El porcentaje mínimo de votos afirmativos a favor de la independencia será del 75% para ser considerado vinculante.
        • El rechazo en referéndum a la independencia supondrá la aceptación automática de la Constitución Federal.
        • Rechazada la independencia en referéndum, no se celebrará ninguna otra consulta de esta naturaleza durante la vigencia de la Constitución Federal.

Genial ¿no?

Anuncios

7 comentarios en “A tomar por culo la bicicleta

  1. Sámuel sí, me lo temía, últimamente le veo de lo más insolidario y desaborido. En fin, dile que le haré una oferta que no pueda rechazar. Por lo que veo en los periódicos, ese es un lenguaje que le resulta familiar. Urkullu supongo que también preguntará algo, porque le he desmontado el chiringuito, pero ese con invitarle a unos pintxos y regalarle una estampita de la Virgen va que se mata. Me alegro de verte por aquí. Saludos.

  2. Pues la verdad es que lo que cuentas es todo bastante razonable, Abert.
    El federalismo es un buen invento porque une a una serie de comunidades que, siendo en origen partes distintas, deciden por común acuerdo federarse, puesto que de esa federación obtienen todas un beneficio. Unas responsabilidades pactadas y unos beneficios pactados. Y lealtad; mucha lealtad por todas las comunidades federadas, supongo.
    Para el caso español se me antoja raro -no sé cómo definirlo- porque no se trataría de federar comunidades distintas en origen, sino de redefinir -con muy buen criterio por tu parte, por cierto- las partes de una unidad (o que viene siendo una unidad desde hace demasiado tiempo).
    Tampoco estoy seguro de que frenase el discurso secesionista. España representa todo lo malo para ese discurso. Todos los males vienen de España, que además de robarnos, es fascista y antidemocrática, y sin este cautiverio tendríamos una calidad de vida y un estado de bienestar superior a la media de la UE. Claro, si me cuentan eso estando en paro o con la espada de Damocles sobre la cabeza, me lo creo y también quiero la secesión. Ni federación ni leches. ¡Bicho, bicho!
    Esto es un follón. Pero, eso sí, tenemos la responsabilidad de arreglarlo de la mejor manera posible para todos. Eso implica cambios, efectivamente, por todas las partes.
    Saludos.

  3. Esto es una entrada del blog, Aporiaox. Me puse a arreglar España mientras me tomaba el colacao. No todo va a ser follar 🙂

    Rock, obviamente lo que planteo es sólo es una fantasía. Porque, efectivamente, la piedra angular es la lealtad, y me temo que estamos todos a años luz de ponernos de acuerdo sobre lo que significa “lealtad”. No me atrevo a decir el único, pero sí estoy seguro de que el mayor obstáculo para el buen entendimiento en este asunto son los partidos nacionalistas, que han encontrado en la protesta permanente su única razón de ser. Para ellos cualquier solución al problema, buena o mala, es un mal negocio. Savater escribió hace poco en El País que una Federación no sirve para España, por la misma razón que tú apuntas, porque lo federal se concibió para unir partes que estaban separadas. Una verdad inobjetable sobre el papel, pero sucede que, en estos asuntos, no hay dos papeles idénticos, ningún molde. Hay tantos modelos de federación como países federales existen, y la historia de algunos de ellos le quita la razón a esa teoría de Savater. Creía que me encontraría absolutamente solo en esa “fantasía”, pero veo que tú en buena medida la compartes. No, me temo que no frenaría el discurso secesionista, pero al menos ya somos dos, no todo está perdido. Saludos, gracias.

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s