En los últimos dos meses, el tiempo largo y el ánimo corto me condujeron de la mano hacia mis cuarteles de invierno privados, hasta el refugio seguro de los placeres conocidos. Libros de los que ya disfruté, discos cuyas notas puedo reproducir de memoria o películas de las que consigo recitar sin dificultad diálogos enteros. Y, muy especialmente, quizá porque el formato viene como anillo a dedo de convaleciente, series televisivas que me han permitido reafirmarme en la opinión, probablemente compartida con muchos de ustedes, de que el mejor cine de los últimos años se está haciendo en la televisión. He tenido ocasión de revisar una vez más cuatro de ellas completas y de descubrir otra, la más reciente para mí, de la que me ha bastado ver solo una temporada para colocarla en lo más alto de mis altares particulares.

Roma es un clon de Deadwood como Juego de Tronos lo es a su vez de aquélla, aunque puede establecerse esa correspondencia en la dirección que ustedes prefieran. Las tres recuerdan de dónde venimos, de qué estercoleros nació nuestro, todavía, radiante Occidente, y presentan a los auténticos padres de la patria: gentes como Tito Pullo, Al Swearengen o Lord Stark. Todas ellas se articulan a partir del gran gesto teatral y los conflictos básicos: la lucha por el poder ejercido como único modo de supervivencia, la muerte, la libertad, el destino. Por lo que he tenido ocasión de leer o escuchar, tal vez no haya un solo crítico o espectador a quien los personajes y las historias de estas tres series no hayan traído a la memoria la huella de las obras de Shakespeare. Las tres coinciden también en el indiscutible sensacionalismo –no todo el sensacionalismo es barato- con que se expone el relato: violencia, sexo, truculencia y morbo en grandes dosis. De estas magníficas series, agradeciendo el espectáculo, conmovido por el esplendor de la batalla, saca uno la misma conclusión: el mundo, incluso el mejor de todos ellos, el nuestro, es un sucio y tristísimo lugar para vivir.

The Wire es otra cosa. Una postura cívica. Un inventario minucioso y enciclopédico de las imperfecciones, esquina a esquina y grieta a grieta, de nuestra vida en comunidad (como, de algún modo, A dos metros bajo tierra, de la que les hablé aquí, lo es de la vida privada). Un catálogo de la herencia recibida de Julio César y Wild Bill Hickock, de las ronchas de un mundo en el que sus guionistas tienen fe y cuyos errores y horrores señalan con el espíritu constructivo, paciente e incluso optimista de un observador implicado y orgulloso de esa herencia. Probablemente Omar e incluso Snoop, Bubbles o Michael, humildes antihéroes de la esquina de al lado, podrían perfectamente discutirle al gran figurón trágico del Swearenger de Deadwood la titularidad de mejor personaje construido para la pantalla en los últimos lustros que buena parte de la crítica suele atribuirle.

Un tanto por ciento muy elevado del equipo creativo y del elenco de The Wire se atrevió años más tarde con Treme (pronúnciese Tremé, es un barrio real de la Nueva Orleans de raíces francesas). El acontecimiento que creía más improbable en mi  particular Olimpo, la posibilidad de que alguna otra película o serie de televisión desbancara en el futuro a The Wire de esa personalísima cumbre, se ha hecho realidad con sólo una temporada de Treme. En el vídeo que pueden ver abajo, que reproduce los primeros minutos de la serie e incluye los títulos de crédito, se sitúa al espectador en lugar y tiempo con dos breves leyendas superpuestas a las imágenes: “Nueva Orleans, Luisiana”, “Tres meses después”. Los guionistas, con magnífico criterio, eluden conscientemente concretar a qué se refiere, qué hubo antes de ese after. ¿Después de qué? se preguntará el espectador menos avisado, pero la incógnita durará apenas unos minutos. Las grietas y las ronchas de las que les hablaba a propósito de The Wire, las manchas de humedad en las paredes y en los techos, no son aquí ningún tipo de metáfora, sino perfectamente reales y tangibles.

Alguien me dijo hace bien poco que no pidiese nunca perdón por el entusiasmo, porque el entusiasmo nos hace mejores. No voy a disculparme pues con ustedes por hacerles partícipes de mis pasiones personales. Este fin de semana han prometido traerme como regalo la segunda temporada de Treme. La disfrutaré al compás del rhythm and blues y a la salud de todos ustedes. Pásenlo bien.

Anuncios

17 comentarios en “HBO

  1. No soy yo muy Series Lover, es así como se hacen llamar ahora no?, pero si comparto tu gusto por Juego de Tronos, que me sorprendió muy gratamente, y de nuevo debo darte la razón cuando dices que el mejor cine actual se hace en televisión… creo que desde Criadas y Señoras (The Help, me gusta más el título en inglés, no veo a qué viene el empeño en traducir y traducir tan mal) no he encontrado ninguna peli que me entusiasmase.
    besos, disfruta del fin de semana

  2. Albert, este texto es un torpedo tele-dirigido directamente a mi linea de flotación de debilidades particulares. Lo confieso: soy un seriemaniac. Esta extraña adicción esta alimentada por el transporte público. Por diversas circunstancias, entre las que destaca la geografía, me “tiro” una media de dos horas al día en autobuses urbanos.

    Dado que no sufro de la extraña ensoñación de Keka, dado que mis habilidades ligadoras son nulas y dado que una vez que has visto un trayecto, los has visto todos, mi actividad dentro de esas enormes latas de sardinas se centra en, una de dos, el e-reader o el mp5. Es decir, entro, consigo un asiento ( a veces en dura pugna con los habituales usuarios, verdaderos azores al acecho de asientos libres) y entonces me convierto en el Inspector Gadget y saco uno de ellos.

    Lo mismo pasa cuando hago viajes extra-urbanos, siempre que puedo y es compatible, utilizo transporte colectivo (odio conducir). En resumen que a pesar de una crónica falta de tiempo para numerosas cosas, sí tengo tiempo para ver series. Generalmente veo capítulos en VO, recién descargados, pero con unos hermosos y utilísimos subtitulos en castellano que me ayudan a sortear mi total y absoluta patosidad y desconocimiento de idiomas guiris, incluyendo, claro esta, el omnipresente ingles.

    Pero entremos en harina. Esto de las series es como los dedos, que cada uno tiene 20 (hay excepciones, aparte de accidentes, en España una de las famosas esta relacionada con los sucesos de Casas Viejas). Mencionas seis series en tu post (cinco directamente y una de pasada). Las seis son muy buenas, pero diferimos en el orden que las pondríamos en una hipotética lista de preferencias, la mía seria así (todas con sobresaliente, de nueve a matricula de honor):

    The Wire

    Deadwood

    Juego de Tronos

    Dos metros bajo tierra

    Roma

    Treme

    The Wire me parece excepcional, cinco temporadas a una altura casi inalcanzable y, desde luego, Treme, aun reconociendole sus grandes aciertos, solo se le acerca en ciertos momentos, pero no logra su nivel. También es verdad que Treme solo tiene dos (¿de momento? Por cierto, eso, que tu solo hablas de “una temporada”). Treme tiene la dificultad añadida de ser más “coral” y por mucho que en numerosas reseñas mencionen que Baltimore es también un personaje en The Wire, la “actuación” y protagonismo de Nueva Orleans en Treme es muchísimo mayor.

    Deadwood es la “gran desconocida” de las seis. Me refiero a que cuando hablas con alguien que ve series, pero no es un “adicto”, generalmente desconoce Deadwood. Yo creo que es a causa de su malísima distribución y emisión en España (cosa que también pasó con The Wire, pero esta se ha beneficiado de un aura de “mito” y una distribución por la red enorme, sobre todo de sus dos primeras temporadas).

    A mi me enamoro a primer capitulo. El oeste, si existió, debió ser así (salvando las distancias, si Camelot, Merlín y Arturo existieron, debieron ser como se les presenta en las “Crónicas del señor de la guerra”, de Bernard Cornwell. ).

    Juego de Tronos, impactante. Pero no solo por la serie en si misma, sino por la enorme sorpresa que para los lectores de George R. R. Martin supone el ver que era posible una adaptación televisiva/cinematográfica mucho más que notable de la saga (volvemos a salvar las distancias y me pasó lo mismo con “El señor de los anillos” y la trilogía de Jackson).

    Dos metros bajo tierra es punto y aparte, quizás debería salir de esa lista y estar en otra, para ella sola. Para mi es muy difícilmente clasificable, es una preciosa rareza que no puede ser comparada, por su propia originalidad, con otras series. Cinco excepcionales temporadas y un final, del que no desvelare nada, que es, en mi opinión, increíblemente bueno, a años luz de los decepcionantes finales de otras series con mucha fama. Esta serie no la elegiría yo como la mejor, pero sí como una de las mejores. Sin embargo, su final, su forma de poner el broche, seguramente seria el elegido por mi si un psicópata asesino me pusiera una pistola en la sien y me exigiera elegir uno.

    Roma, un buen acercamiento, incluso a nivel histórico, a ese convulso periodo del paso de “república” a “imperio”. Entretenida y, sí, con una violencia explicita muy alta (pero muy lejana de la de su “pariente” Spartacus). Aquí, aunque no sea exactamente el mismo periodo, sino algo más adelantado, para intentar conocer los intringulis de la vida romana, aconsejaría la serie de Marco Didio Falco, de la escritora Lindsay Davis, ademas, tiene un increíble sentido del humor, algo de lo que carece Roma.

    Tema música de series, subsección cabeceras-temas centrales. En justa compensación a la que tu nos recomiendas, haré lo mismo yo con tres. En realidad es un 2+1:

    Tema de Firefly, excelente serie, cancelada sin un motivo razonable, que después, a cusa de la inmensa polvareda que se levantó, se le intento dar una especie de “falso cierre” con la película “Serenity”. La serie era una especial y afortunada mezcla de Ciencia Ficción – Far West muy original.

    Para los malpensados, que en el segundo 21 aparezca brevemente Morena Baccarin en su papel de Inara Serra, es pura casualidad y que opine que sus actuaciones posteriores en V y The Mentalist son mucho menos interesantes, quizás por el cambio de pelo, es otra casualidad que no viene al caso.

    Una mejor idea sobre lo que iba la serie, aunque la música sea otra y peor, se puede ver en esta versión alternativa de los créditos iniciales:

    Tema de Justified. Aún en emisión y una de las series más interesantes en antena, sobre todo las dos primeras temporadas (lleva tres). América rural en estado puro y duro. Con grandes dosis de violencia (pero muy bien entretejida en la trama) y un elenco de “malos” antológico.

    Y una debilidad (¿fijación infantil trompetero-tamborilera?). Tema de Hawaii 5-0. En emisión una especie de remarke de la original. La serie en si no es muy allá, aunque entretiene por momentos.

    Bien, y para acabar de rematar, pondré una especie de lista de series preferidas por temática (más o menos), a bote pronto, seguramente me dejare muchas:

    Bélica: Band of Brothers (muy buen tema musical, por cierto. Entraría dentro de la categoría de “históricas”. Sin embargo, su “gemela” The Pacific, no termina de gustarme)) y M.A.S.H.

    Ciencia Ficción: Babylon 5, la mentada Firefly y Red Dwarf (serie de la BBC que también encajaría perfectamente en “humor”).

    Policíacas “realistas”: The Wire, The Shield, The Chicago Code (cancelada tras su muy buena única temporada), Souhtland (sobre todo las dos primeras temporadas de las cuatro que lleva), The Soprano (a pesar de su final) y, bueno, le doy un margen de confianza, pequeño, a la actual NYC 22 (¿la quito? ¿No la quito?)

    Policíacas “con personaje raro”: The Mentalist, Psych (las dos empezaron no gustándome y las dos han conseguido, cada una a su manera, engancharme, aunque The Mentalist, a partir de la tercera temporada… uhmmm), Unforgettable (En emisión, acaba de terminar su primera temporada) y sobre todo Monk.

    Humor: Alf (¿estaría también en Ciencia ficción?), Matrimonio con hijos, Monty Python’s Flying Circus, La víbora Negra y, de las actuales en emisión, le doy un amplio margen de confianza a Don’t Trust the Bitch in Apartment 23 (solo lleva tres episodios).

    Historicas: Roma (a “pesar” de las múltiples escenas de sexo casi explicito), ¡Yo, Claudio! (a “pesar” de las casi inexistentes escenas de sexo, explicito o no), The Tudors (ídem que Roma).

    Inclasificables: Black Mirror (¿distopías de Ciencia Ficción a la vuelta de la esquina?).

    Debilidades inconfesables: NCIS, CSI´s varios, Harry´s Law, Missing, Bones, Dexter y un largo etcétera.

    Lo dejo porque seria interminable Curiosamente, no hay ninguna serie española, no quiere decir que no exista ninguna que me guste (no pondré ejemplos), pero si que no hay ninguna que la considere dentro de las tres o cuatro que más me gustan de cada genero o temática

    Un saludo:

    Sanan.ex

  3. No me suena ni una.. bueno, la de “los bajo tierra” si habia visto alguna vez unos minutos.. mientras buscaba algo, supongo..
    sigo asombrandome de vuestra vida.. jamás me he parao yo a analizar asi una serie, a desmenuzar el guion, la banda sonora, su fidelidad con la historia, (que no nos adoctrinen, leo por ahí..ejem) y todo eso.. o me gusta o no.. o me distrae o me aburre..
    y si no puedo ver el final.. tampoco pasa nada, nada va a cambiar…
    yo es que soy asi de bruta.. no doy más de mi.. o de si.. o como se diga
    …y me voy a llevá a mi niño chico ar furbo.. buen finde.

  4. Después del brevisimo y escueto resumen de Sanan,sólo me queda acosenjarte una pelicula para que pueda cambiar tu parecer a cerca del cine hecho para ser visto en el cine.Si tienes oportunidad vete a ver la pelicula “Intocable”, actualmnete está en cartelera en la mayoria de los cines . Ya me contarás si sigues pensando que el mejor cine actual se hace para televisión o cambia un poco tu parecer.
    Veas lo que veas este fin de semana, disfruta mucho.
    Un beso

  5. Me perdí finalmente Criadas y Señoras, como otras cuantas del pasado año que tenía subrayadas en la agenda de películas para ver. Intentaré remediarlo a base de DVD’s. En cuanto a serial lover o cómo se diga, desde luego yo no lo soy en absoluto, hasta el punto de que creo que nunca he visto una serie “en tiempo real”, siguiendo los capítulos semana a semana. Lo mío es ir a tiro hecho, verlas completas cuando ya han dejado de emitirse, y muy estrictamente seleccionadas en base a tres o cuatro referencias infalibles que me sirven de guía. Un placer verte por aquí, Elena. Besos.

    Benalup-Casas Viejas se llama ahora el pueblo, Sanan. La historia de Seisdedos daría para una buena serie, por cierto, pero quizá sea mucho pedirle a nuestra raquítica y ramplona industria televisiva. Me alegro de que coincidamos en el aprecio por esas seis joyas, sea en el orden que sea. Treme tiene ya dos temporadas; como digo en la entrada, sólo he visto la primera y este mismo fin de semana empezaré a ver la segunda, recién editada en DVD. En general y con ciertos matices, hago míos tus comentarios sobre cada una de esas de la media docena de oro, muy especialmente en realación con lo que dices del final de A dos metros…Esos cinco últimos minutos finales, que por supuesto yo tampoco desvelaré, son quizá el momento más intenso que un servidor ha vivido frente a una pantalla. Tomo cumplida nota de todas y cada una de las que mencionas, sobre todo de Red Dwarf (la tengo en casa hace tiempo, pero aún no me he puesto a verla), The Shield (hay quien la compara con The Wire), y sobre todo de Black Mirror, que tardaré lo menos posible en empezar a ver, porque las referencias, a la que sumo esta tuya de ahora, son inmejorables. Ni tú ni yo hemos mencionado Breaking Bad, Mad Men, En Terapia o Urgencias, que sin duda merecen también un lugar en el cuadro de honor. Después de leerte, estoy convencido de que las cuatro te gustarían. Gracias por los enlaces: me ha encantado el tema de Justified. Ayer te dije que hay que disfrutar del camino, y vive Dios que aprovechas bien esas horas muertas en el transporte. Saludos.

    Lunera, a ver si te crees que yo me pongo a tomar notas mientra veo las películas o las series o lo que sea. Sencillamente, uno le tiene afición a las buenas historias, y cuando se acaban, muchas de ellas dejan huella y apetece contrarle al mundo entero lo mucho que te han gustado. Seguro que a ti te pasa con alguna otra cosa. Buen finde, guapa.

    Baso, vamos a ver: esa afirmación mía de que el mejor cine se está haciendo ahora en la tele es, evidentemente y por fuerza, de carácter general. Es decir, ni mucho menos creo que hayan dejado de hacerse buenas películas, pero sí estoy convencido de que en el balance general, gana la tele por goleada en los últimos tiempos. O dicho de otro modo, y ya que arriba hablaba de las películas del año pasado: para encontrar una joya como El Árbol de la vida hay que comerse cien películas mediocres, y tengo la sensación de que eso se está agudizando con el tiempo: cada vez son más y mayores las decepciones al salir de la sala después de ver una premiadísima y elogiadísima película. Intocable: ya he oído de todo sobre ella; tomo nota de que a ti te gustó. Ahora tengo dificilillo lo de ir al cine, pero en cuanto me saquen a pasear, desde luego será una de las primeras que iré a ver, y te contaré. Gracias por la recomendación. Pásalo bien, muchos besos.

  6. Si puedes pillar Criadas y señoras, no te la pierdas. Y el Maravilloso hotel Marigold, que todavía sigue en cartelera.
    Estoy de acuerdo en que hay series muy buenas de diferentes temáticas. Desde los viejos Friends, Sex and de city o Becker a algunas como Bones, CSI o House, que seguí las dos primeras temporadas pero luego han perdido mi interés.o esas que nombras, de las que he visto algún capítulo aunque no he seguido.
    Ahora, mis favoritas, Criminal minds, BIg bang…

  7. Hola:

    Lunera, es que lo mio debe ser fruto de una mutación genética, seguramente uno de esos “callejones sin salida” darwinianos. Eso de buscarle tres pies o cinco pies al gato me ha acompañado siempre (para gracia o desgracia). Cuando me pica el gusanillo, y me suele picar con demasiada frecuencia, no paro en barras al buscar solución al picor. En eso se incluyen las series que me interesan o, en fin, la naturalidad o no del color de pelo de una persona del sexo femenino que también me interese (por poner un ejemplo cualquiera… ejem).

    Incluso soy capaz de seguir viendo una serie que, en el balance general no me guste, pero que tenga algún aspecto que me halla llamado la atención o despertado mi curiosidad. No sabéis lo que eso me hace sufrir y, hasta ahora, en silencio.

    !Ajajá!, Baso. Efectivamente mi comentario anterior era un breve resumen del comentario original que había escrito. Por consideración hacia WordPress, Albert y potenciales lectores que no sufran de insomnio, recorte (a juego con el actual Gobierno) gran parte de su extensión.

    “Intocable” estaba ya en mi lista de espera, hay varias corrientes del cine francés que me interesan mucho y esa película entra de lleno en una de ellas (no, una de las corrientes no es a la que pertenece “Baise-Moi”).

    Efectivamente, Albert, la historia de “seisdedos” daría mucho juego, pero en mi imaginario personal, la serie no hecha y que nunca se hará, por lo menos con algo de dignidad y calidad, seria una relacionada con “Hermanos de Sangre” (“Band of Brothers”). Esa hipotética y utópica serie se centraría, en vez de en la 5ª Compañía del 2º Batallón del 506º Regimiento de Infantería de Paracaidistas (“Compañía Easy”) del Ejercito USA, en la 9ª Compañía del del 3º Batallón de la 2ª División Blindada de la Francia Libre (“La Nueve”). ¿La razón? Quien sepa algo de esa historia, la entenderá muy bien, quien no conozca nada de ella, le aconsejo vivamente que se informe, es apasionante.

    “The Shield” es interesante y, de algún modo, abrió el camino hacia otras series con policías ambiguos malos-buenos y corrupción. !Pero! Yo no la compararía, ni de lejos, con “The Wire”, juegan en otra liga. Respecto a las otras, me remito a mi anterior mensaje, solo puse unos ejemplos, hay muchas más (“Breaking Bad” es la versión hard y mejorada de “Weeds”. Aunque esta ultima no deja de tener sus puntos y su interés).

    Y un matiz: ¡oh!, casi, casi… tres de cuatro. Tanto “Breaking Bad”, como “Mad Men”, como “Urgencias” (esta con algún altibajo, normal por su larguísima trayectoria) me gustan, pero… un fallo, “En terapia” no. Le di unos capítulos de margen pero no me convenció y la abandone sin mucho cargo de conciencia. A partir de tu mensaje quizás, solo quizás, le de una nueva oportunidad.

    Tesa, interesantes todas (más o menos), pero… has mencionado uno de mis agujeros negros, lo siento, pero no puedo con “Sex and the City” (Sexo en Nueva York”). El caso es que algún capitulo sí que lo considero pasable, quizás por su corta duración, pero, en lineas generales, me supera.

    De todas las que mencionas, me quedaría con Bones y Becker y las primeras temporadas de House (hasta el capítulo donde la relación jefa-empleado cambia) y CSI (hasta la marcha de Grisson). ¿Y “Friends”? Pues una buena serie para verla a saltos, no me aburre verla esporadicamente, pero tampoco me llama la atención seguir el hilo temporal. Si esta en pantalla la veo, pero no es suficiente como para ponerme a “bajarla”.

    Un saludo:

    Sanan.ex

    1. Sanan, siempre que te leo lo hago con una sonrrisa en la boca y me pregunto a mi misma.¿En qué momento de su vida perdió este hombre su capacidad de sintesis? ( es broma eh).
      Hablando de recortes económicos, te recomiendo una pelicula-documental, “Inside job”.
      Un saludo

      1. ¡Ah! Mujer falta del contexto adecuado… Si tú, como yo, hubieras dedicado los mejores años de tu vida en una inmersión integral dentro de las peculiaridades de una de las corrientes histórico-culturales más apasionantes del mundo judío, no hubieras escrito ese mensaje.
        Mi texto se encuadra dentro de lo que se denomina “שיר קצר של כמה שורות” en la tradición literaria macabea*. Si estas interesada en esa absorbente tradición, tengo redactadas varias sagas completas que sería un gran placer mandártelas.
        Si me das la dirección de un almacén, con una puerta suficiente para tráiler de 48 ruedas y puente grúa de > 5 Tn, en pocos días puedes disfrutar de ellas.
        Un saludo:
        Sanan.ex
        *Algunos estudiosos asiáticos, fruto sin duda de una deformación tipo “mirada al ombligo”, suelen llamar a esta clase de obras “俳句 extendidos macabeos”.

  8. Un par de menciones más, dos series policiacas que me han tenido enganchada: Caso abierto (inglesa) y Asesinos rituales (“Die creveren” alemana). Ambas emitidas en AXN

  9. Hola:

    “Caso Abierto”, como serie inglesa, no termino de localizarla (y el caso es que me suena tanto que la punta de mi lengua parece un colibrí), al principio, al leer el comentario, se me fue la mente a “Prime Suspect”, la serie en la que se basa, muyyyy libremente, la excelente “The Closer” americana.

    En cuanto a “Asesinos Rituales” es, de lejos, la mejor serie alemana que conozco. Nada que ver con “Alerta Cobra”, “Colonia, Brigada Criminal”, “Hamburgo 112”, etc., que son de usar y tirar. Quizás, en una zona intermedia, pondría yo a “Inspector Woff”.

    Hablando de policías europeos y esta vez, basados en personajes literarios (no, no voy a nombrar la criminal adaptación española de “Pepe Carvalho” o al castizo “Plinio”), son muy entretenidas las de “Inspector Wallander” (sueca, basada en el personaje de la serie de novelas de Henning Mankell), “Comisario Montalbano” (basado en las novelas de Andrea Camilleri) y “Comisario Brunetti” (basada en las novelas de Donna León y, en fin, con producción alemana, casualmente).

    Una debilidad mía es “Comisario Navarro”, serie francesa de más de 100 episodios de…¡90 minutos!. No me atrevo a recomendarla, a lo mejor por que la considero “de la familia” y no puedo ser muy objetivo con ella.

    Y para acabar, ya que se trata de un comentario sobre series europeas, mencionar las ultimas que he visto:

    Las suecas “Graven” (8 capítulos) y “Morden i Sandhamn” (3 capítulos).
    La inglesa “The Hour” (6 capítulos. Hay versión USA, preferible la original).
    La danesa “Forbrydelsen” (20 episodios. También hay versión USA, titulada “The Killing”, pero al igual que la anterior, prefiero la original).

    Una diferencia fundamental entre estas series y las “del Imperio” es el ritmo, distinto, muy distinto, lo que no quiere decir que mejor o peor.

    Un saludo:

    Sanan.ex

  10. El Hotel Marigold me apetece mucho, sí señor, y la están poniendo aquí, muy cerquita de casa, así que no dejaré que se me escape. Tengo que confesar que me dejáis muy atrás en el asunto de las series, porque la gran mayoría de las que mencionáis en los últimos comentarios no me suenan siquiera, y de las que sí he oído hablar no he visto un solo minuto. Friends me gusta mucho, ya la he visto de cabo a rabo dos o tres veces. Pero Sexo en NY…me pasa lo mismo que a Sanan: sea lo que sea lo que los numerosísimos seguidores de esa serie hayáis visto en ella, a mí se me escapó, porque la abandoné al cuarto o quinto capítulo. Y el caso es que también está aquí en casa, enterita, porque Susi era fan incondicional. Lo peor, además, es que me dejó cierto prejuicio hacia otras que me “olían” de forma parecida, como por ejemplo Mujeres Desesperadas; no le hice ni caso pensando que sería algo parecido a Sexo en NY hasta que vi por casualidad un capítulo y me percaté de que me estaba perdiendo algo grande. Lo remedié tragándome las siete temporadas seguidas. Un saludo, Tesa, me alegra verte de nuevo por aquí.

    Sanan, Prime Suspect también la he visto entera, y me parece excelente, pero siempre me he resistido a considerarla como una serie al uso, porque me parece más bien una saga de películas, hechas para la tele pero películas al fin y al cabo. Si no recuerdo mal, emitían una cada año. Con House me pasa exactamente lo mismo que a ti con Friends. Tomo nota de lo que dices de The Shield respecto a The Wire, aunque ya sospechaba yo que esa comparación era exagerada. Y claro, me has despertado la curiosidad sobre esa historia de la compañía francesa, de la que no sé nada: echaré un vistazo. Sobre el resto de las series que mencionas, insisto, ni me suenan. Está claro que hay por ahí todo un mundo por descubrir.

    Gracias a todos por los comentarios y recomendaciones. Para corresponder un poco, os voy a aconsejar una web muy bien documentada y elaborada por unas jovencitas a las que quiero mucho, así que tratádmelas bien si las visitáis. Como tales jovencitas, se centran sobre todo en series de tipo juvenil, pero también hablan de muchas de las que vosotros habéis mencionado aquí. Abajo va el enlace.

    http://programapilotoblog.wordpress.com/

  11. Que yo tambien tengo mis series, y peliculas, favoritas.. y no, no me creo que tomes notas.. aunque quizäs deberia tomarlas yo, para que se me entendiera mejor..
    Castos y tal…
    ah.. y me gustan menos estos colores nuevos, que los que habia…

  12. Basito, gracias, tus deseos son órdenes, ya lo ves. Ayer me sacaron un rato. Un beso.

    Lo sé, Nerea, sé que ya van por la octava, y estoy esperando para vérmela de un tirón en cuanto se pueda. Pero gracias de todos modos por el apunte, secre, estás en todo. Mañana te subo el sueldo. Besos.

    Lunera, son colores más castos, no me digas que no. Ya me estaba rayando un poco el rojo ese en el que salían mis comentarios, así que he dado una manita de pintura.Se te entiende alto y claro, no te preocupes. Besos, guapa.

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s