Créanme: suelo ser el último en enterarme de todo. Solo detecté la existencia de Manuel Jabois cuando, allá por noviembre de 2008, leí un post suyo a propósito de uno de mis más conspicuos admirados, Woody Allen. Lo leí en un blog que por entonces frecuentábamos Tinín y yo, aunque mi amigo participaba bastante más, sobre todo cuando había bronca. A mí, para qué negarlo, me acojonaba un tanto escribir allí, no por la bronca, sino porque el noventa y nueve por ciento de los contertulios discurrían, escribían e insultaban con esa brillantez que a uno acaba por abrumarlo.

Como pueden ustedes deducir, no es fácil llamar la atención a las primeras de cambio en un lugar así. Cuando leí  el post del tal Jabois, a quien nunca había visto por allí, le pregunté a Tinín quién era ese tipo. No tengo ni puta idea, fue su escueta respuesta. Suelo ser el último en enterarme de todo, pero no me falta empeño si realmente quiero enterarme. Escribí a una amiga, veterana participante en el lugar, precisamente la que nos recomendó en su momento a Tinín y a mí visitar ese blog. Me costó hacerlo, porque no quise que pensara -las mujeres piensan demasiado- que utilizaba mi interés por el desconocido para intentar algo con ella. A pesar de mis prevenciones y mi calculada carta, así se lo tomó sin duda, porque se limitó rigurosamente a ofrecerme un enlace donde podía leer algunos de sus artículos y a darme algunos datos escuetos sobre Jabois: gallego, joven, Premio Nacional de Periodismo Julio Camba, bastante guapo. Esto último, pensé entonces, lo ha dicho para darme celos, y eso me hizo concebir esperanzas, porque ese es el modo definitivo en que las mujeres suelen mostrar interés por uno. No era su caso: no se dignó siquiera a responder a mi amable invitación para cenar y escuchar luego alguna de mis cintas en mi dormitorio. No me quedó más remedio, por tanto, que buscar una distracción alternativa, y opté por visitar esa misma noche la página web que tan poco amablemente me había ofrecido mi amiga. Me fui a la cama al amanecer, completamente solo y completamente satisfecho.

De Jabois se ha dicho que tiene tanta cabeza que debería dejar de utilizarla en provincias y venirse a sentarla a Madrid, del mismo modo en que, qué sé yo, Picasso se fue a París. Eran otros tiempos, claro: “para qué irme a Madrid si ya tengo ADSL”, ha sido la respuesta del interpelado. También de él se ha afirmado, dicho sea de paso, que es el mejor articulista de España y que está en camino de superar al propio Julio Camba, probablemente uno de los escritores españoles con mayor talento del pasado siglo, talento que basaba en buena medida en una asombrosa capacidad de observación de lo que había a su alrededor y, sobre todo, en un finísimo sentido del humor.

Manuel Jabois acaba de publicar Irse a Madrid y otras columnas, un libro que recopila lo mejor de los artículos que ha escrito durante los últimos años en las publicaciones en las que trabaja y colabora. Está en las tiendas Fnac o en la Casa del Libro, pero también puede encargarse en cualquier librería o, más fácil aún, pedirlo aquí.

Mi interés por Jabois, a quien solo conozco a través de sus textos, me privó para siempre de concretar algo con la bloguera maciza que nada quiso volver a saber de mí después de aquella carta, pero aún así les recomiendo comprar ese libro. Es la primera vez, créanme, que recomiendo un libro públicamente; no es que el dato tenga gran interés, pero me apetecía celebrar este momento iniciático conmigo mismo. Sé que algunos de ustedes pasan por aquí sólo para ver las fotos de las chicas desnudas. A éstos les recomiendo comprar el libro porque es barato y se hartarán de reír. Pero también me consta que muchos de ustedes me leen con inexplicable interés. Uno quiere pensar que quienes entran aquí a leer tienen en cuenta las recomendaciones del escribiente y se fían en alguna medida de su criterio.

“Necesito que ustedes no me tomen nunca completamente en serio. Ni completamente en serio ni completamente en broma”, escribió Camba en una ocasión dirigiéndose a sus lectores. No sé si Jabois está en camino de superarle, si es el mejor articulista del universo mundo o si habrá en el futuro un Premio Nacional de Periodismo Manuel Jabois, pero sí estoy seguro de que también ustedes, en el caso de que alguna desconsiderada o desconsiderado haya rechazado la invitación a su dormitorio, se acostarán al amanecer con ese libro entre las manos.

Anuncios

7 comentarios en “Venirse a Madrid

  1. siento decirte que no has sido el último esta vez.. porque de nada me sonaba el tal manuel.. en cuanto tenga un rato, y me acuerde.. mirare por aqui a ver si leo algo suyo..
    lo de comprar el libro..me lo apunto pa algún momento de esos que me doy de vez en cuando y abro hueco en “mi parte del mueble blanco”…

    gracias otra vez (lo sé, repito mucho esa palabra)..y por supuesto, no entro aqui por las fotos de tias desnudas jajajajajaja con el bajón de moral que dan…

    besossss, buen dia

  2. Ja!Tú te has saltado el “Marta 2ª parte”, que yo venia buscando, para decirle a la bloguera cañon que si querias ligar! jajajaa
    Ahora en serio, muy bien escrito.
    Un beso

  3. Lunera, tu parte del mueble blanco va a estar mucho más bonita con ese libro, seguro. Que no te bajen la moral las chicas esas desnudas, que seguro que son todas tontas 🙂

    Basito, gracias. Lunera está enterada, sí señor, normalmente se me cruzan otras cosas por la cabeza entre parte y parte. La bloguera cañón me lee, que me lo han chivateado, pero hace como que pasa de mí. Ya caerá 🙂

    Besos a las dos.

  4. Del blog de Santiago González, siguiéndole la pista a Aitor Mento, salté al de Jabois y me quedé enganchado con su prosa. Y de Jabois he llegado a tus cintas. Hacía mucho tiempo que no leía cosas tan buenas como las de vosotros dos.

  5. Bienvenido, Jovellanos. Eres muy amable, muchas gracias. Apenas he visitado el blog de Santiago González, pero he tenido ocasión hace un rato de echarle un vistazo al tuyo; volveré, sin duda. Un saludo.

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s