Hoy tropecé con dos artículos en El Mundo que me llamaron la atención. Tal vez por la coincidencia de fondo. El primero es la periódica astracanada del niño Salvador Sostres, habitual columnista de ese diario, que no merece más comentarios que los cientos que ha cosechado ya en Twitter, ese sitio de las 140 palabras. El artículo, aunque permanece inevitablemente en las páginas impresas del periódico, ha sido retirado por Pedro J. Ramírez de la red, pero todavía puede leerse en algunos foros. Búsquenlo si tienen tiempo.

El segundo es en realidad una noticia, no un artículo de opinión. Es esta: http://www.elmundo.es/elmundo/2011/04/07/cultura/1302180579.html

Me  ha parecido mucho más enjundiosa esta segunda. Aparte de las magníficas resonancias shakesperianas -padre y asesino en el mismo escenario, frente a frente-, la noticia ha tenido la virtud de provocar el recuerdo del suceso. De la providencia cósmica que acarició a Bertrand Cantat, el asesino convicto y confeso -cuatro años de cárcel, salen baratas las muertes en Lituania-, vocalista de la extraordinaria banda francesa Noir Désir (qué majestuoso nombre, tan apropiado).

¿Qué más puede pedirle a la vida un tipo que va de poeta maldito que la bendición de emborracharse una noche en un país frío y oscuro para, en la orgía alcohólica, matar a su célebre novia a golpes? Cantat es un tipo con estrella, sin duda. Un personaje de tragedia hecho carne. Todos esperamos mucho de él. Pasen un buen fin de semana.

Anuncios

4 comentarios en “Otro chico normal

  1. Buenos días,

    Hace bien Jean Louis Trintignant en no querer subirse al mismo escenario que el asesino de su hija, tiene tela la cosa. Las muertes salen baratas en Lituania, sin duda, pero también en Francia donde invitan al asesino a participar en un festival y a la vez a su suegro, padre de la mujer asesinada. Estos franceses no aprenderán jamás.
    Los Desir Noir tienen una versión feota de la maravillosa “Le temps des cerises”, yo te pego el enlace de la versión que a mí me gusta, la hermosa canción de los enamorados en primavera que fue el himno de la Comuna de París, maravillosamente arrastrada por Georgette Lemaire:

    Quand nous chanterons le temps des cerises
    Et gai rossignol et merle moqueur
    Seront tous en fête
    Les belles auront la folie en tête
    Et les amoureux du soleil au cœur
    Quand nous chanterons le temps des cerises
    Sifflera bien mieux le merle moqueur

    Mais il est bien court le temps des cerises
    Où l’on s’en va deux cueillir en rêvant
    Des pendants d’oreilles
    Cerises d’amour aux robes pareilles
    Tombant sous la feuille en gouttes de sang
    Mais il est bien court le temps des cerises
    Pendants de corail qu’on cueille en rêvant

    Quand vous en serez au temps des cerises
    Si vous avez peur des chagrins d’amour
    Evitez les belles
    Moi qui ne crains pas les peines cruelles
    Je ne vivrai pas sans souffrir un jour
    Quand vous en serez au temps des cerises
    Vous aurez aussi des peines d’amour

    J’aimerai toujours le temps des cerises
    C’est de ce temps-là que je garde au cœur
    Une plaie ouverte
    Et Dame Fortune, en m’étant offerte
    Ne saura jamais calmer ma douleur
    J’aimerai toujours le temps des cerises
    Et le souvenir que je garde au cœur
    ——————————-

    Cerezas de amor iguales que rosas
    que caen bajo el follaje como gotas de sangre…
    Pero es muy corto el tiempo de las cerezas,
    pendientes de coral que se cortan soñando.

    Cuando estéis en el tiempo de las cerezas,
    si acaso teméis las penas de amor,
    evitad a las hermosas mujeres.
    Yo, que no les temo a los grandes dolores,
    no viviré ya un día sin sufrir…

    Un beso fuerte, Chico Guapo.

  2. Gracias, rubia. “Feota”, para conocimiento del público en general, lo traduzco por “rockera”. Yo por ejemplo, la prefiero con mucho a esta, aun sabiendo que tiene el encanto de lo original y de la imponente historia que tiene detrás, pero para mí, rara avis, lo clásico no es valor y el rock me puede siempre. Gracias de nuevo. Un beso.

  3. No sabía que el vocalista era ese… rockero. A mí el que me puede siempre es Yves Montand: no hay pelea que echemos (en mi mente, EJEM) que no me pueda.

  4. Años más tarde, ya de vuelta en Francia, durmió casualmente una noche en la casa de su ex mujer, a la que abandonó por la Trintignant, con la que tenía un hijo y que testificó a su favor en el juicio. Esa misma noche la señora se suicidó mientras él dormía. No le acusaron de nada, pero como ves no me equivocaba cuando dije que es un tipo tocado por la providencia. El grupo me gusta mucho, para qué negarlo. A Yves Montand apenas lo he escuchado, para qué negarlo también. Ese tipo de batallas hay que darlas por perdidas, así que ríndete.

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s