El  final del verano no tiene por qué ser triste, tonto. Me lo decía echándome a los pies puñaditos desganados de arena, con la esperanza tal vez de diluir en ellos mi melancolía. Hemos tenido mayoría de días buenos, pero la última semana se estropeó y anteayer el mistral asaltó por sorpresa la costa. Tinín, que andaba meditabundo por lo del cierre del Nickjournal, apenas estuvo allí una semana antes de volver al trabajo, pero Julio el comunista se quedó unos días más, preparando cenas deliciosas para tres. Con Susi a solas he estado dos días, uno en la torre, cerrándola, y otro en Barcelona, visitando a los padres y a algún amigo.

A mi mareta le gustó el bronceado y la sonrisa de Susi, me lo dijo en la cocina. No había pasado tanto tiempo desde la última vez que la vi, de modo que me sorprendió percibir un súbito envejecimiento: le han aumentado los tics y habla a mayor velocidad; le temblaban levemente las manos mientras cortaba las verduras. Mi padre, sin apenas apartar la vista del capítulo de los Simpson, se limitó a encogerse de hombros cuando Carles le propuso su última idea para invertir dinero: sona bé, fes-ho. Carles me guiñó un ojo, satisfecho. Quizá ya hace tiempo que esos signos pueden percibirse, y sólo sucede que ahora me he fijado más. La fi de l’estiu.

Todavía me queda el fin de semana para disfrutarlo con Susi aquí en Madrid, en un habitación con vistas a la sierra. Hagan ustedes también lo que puedan. Ahí les dejo para ayudarles la voz de Cristina Lliso. Hasta el lunes.

Anuncios

13 comentarios en “Trabajar en tus caricias

  1. El final del verano también es triste para mí.

    Pasamos de la luz a la oscuridad. Del sol y calor a días lluviosos, nublados. A pensar en cuanto queda para volver a coger vacaciones.

    Sí, el final del verano es triste.

    Que tengan buen domingo.

  2. El fin del verano es eso, Nerea, viento súbito y arena fría en los pies. Yo creo que vivo de verano en verano; el resto del año, espero.

    Mi hermano siempre anda buscando socios, Marpart. Entre tú y yo: no te lo aconsejo 🙂 Un abrazo.

    Valkiria, bonito nick. Bienvenida.

    1. “…El fin del verano siempre es triste,
      aunque entre las mantas pueda hablar de amor
      del cielo beige al cielo gris oler castañas
      y entre el humo anhelar el calor.
      Pero el fin del verano es triste,
      aun cuando sabemos que todo es un ciclo
      y llegará el día en que sudando
      desearemos otra vez el frío enero…”
      Enhorabuena por su blog, como dice Basomirinda: “Escribe vd. muy bien, Caballero”

      1. Si, es triste dejar de ver la luz del verano, aunque me encantan las noches fresquitas de este tiempo en que apetece acurrucarse y echarse algo mas de ropa encima.

  3. Me he acordado, Albert. Que vi esta entrada hace no tanto, y me dije ¡toma! Pero no puse la canción porque era tarde. Hoy, en cambio, he escuchado esta y otras dos unas treinta y cinco veces, para compensar el tiempo no esclarecido.

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s