Tengo un blogroll, como quien tiene una vitrina en el salón. Yo, de hecho, soy dueño de una, aunque no es quizá la que podría esperarse en un salón convencional. Fue un regalo de Julio el comunista, anticuario del Rastro madrileño, del que ya les hablé en alguna entrega anterior. Me refiero a él siempre de ese modo, con el apodo incluido, por puro hábito, porque así me he acostumbrado a llamarle para diferenciarle de otro con su mismo nombre de pila al que también suelo frecuentar, Julio el inmoral. El mote de aquél es lógico y objetivo, no en vano es militante del PCE desde su juventud, pero el de éste es más bien una autodefinición caprichosa porque, aunque sobre todo con una copa de más, suele declararse como tal inmoral con frecuencia, nadie ha detectado nunca en él, oficinista felizmente casado y con dos hijos, trazo de inmoralidad alguna en su pensamiento o su proceder. Quizá algún día nos sorprenda.

Julio el comunista, ya les conté, es un buen hombre, demasiado bueno tal vez. Jamás ha protestado por el uso que le doy a su regalo, a pesar de que resulta obvio que preferiría verlo consagrado a la exposición de objetos más vistosos o meritorios que los que de hecho contiene. Se trata de una antigua vitrina mallorquina de farmacia, de roble y con cuatro caras y techo de vidrio, detalle este último en el que él insistió como prueba de su valor y que a mí me resulta utilísimo para mantener mis cintas, las que en este blog les transcribo de vez en cuando, correctamente clasificadas y perfectamente detectables al primer vistazo. Lo más valioso que hay en esta casa, Julio, son mis cintas, no te quepa duda, le digo con frecuencia para realzar el valor de su regalo y el uso que de él hago. Suele abrazarme emocionado después de escuchar esto.

Bien. Me propuse que en este blog no cometería el error que vicia alguna de esas cintas, el de los excesivos circunloquios sin cuento. No sé hasta qué punto he logrado cumplirlo en las transcripciones que ya les he ofrecido, pero resulta obvio que cuando me dispongo a hablar de otras cosas arrastro el mismo pecado. Yo quería hablar de mi blogroll, el que ustedes pueden ver abajo y a la derecha, normalmente los blogrolls están ahí, no tiene pérdida. Algún salón hay sin vitrina, pero no hay blog sin blogroll. Yo tampoco quise que nadie saliese de este lugar cuchicheando que soy un tío raro -aún más raro- por no disponer de blogroll, pero es cierto que además ayuda a llenar huecos, hace bonito y, quién sabe, quizá alguien se detenga por un instante a examinar lo que contiene.

Mis padres me hubiesen afeado esto, estoy convencido: en el salón de mi casa en Vallvidrera no hay una vitrina sino tres, todas ellas repletas de objetos de considerable valor, material y sentimental; quizá les hable en alguna ocasión de esas vitrinas. Lo cierto es que mi mareta jamás las enseña, nunca dirige a los visitantes hacia ellas; como mucho atiende solícita cualquier pregunta que los curiosos le hacen sobre los objetos allí expuestos; así, diría ella, es como debe hacerse. Yo no estoy seguro de ello, y de hecho me propongo en las siguientes líneas hacer justo lo contrario, enseñarles los objetos de mi vitrina sin que ustedes hayan preguntado por ellos. Lo considero una deferencia hacia mi blogroll e incluso hacia ustedes, lectores. El criterio general de selección fue simple: los blogs que ahí se consignan están concebidos para leerlos, para disfrutar del placer de la lectura; no para echarle un vistazo al diseño y al perfil del autor y salir corriendo. Me decanté por este criterio para no someterme al voluntario descrédito que hubiese supuesto aceptar otro tan válido como ese y sobre todo más cierto: todos ellos son blogs mejores que este que ahora leen. Preferí obviar esta circunstancia y autoconvencerme de que los había elegido por aquello de la lectura. Desde ahí, es fácil proceder a una segunda subdivisión que los contiene a todos en tres subcategorías: la pura ficción -no tan pura en algunos casos-, los diarios personales -ni diarios ni personales en ocasiones- y la crónica de actualidad, la reflexión sobre los hechos, la crónica de nuestro tiempo.

Así las cosas, me resulta obligado empezar por uno de esos blogs, Divinas y Hermosas, por dos razones muy sencillas; en primer lugar, no encaja limpiamente en ninguna de las categorías citadas, precisamente porque se ajusta a la vez y con el mismo peso a todas ellas: ahí cabe todo y, muy especialmente, todos; tiene, por supuesto, una larga lista de escribientes de plantilla, pero prácticamente cualquiera que lo desee, amigo o enemigo, puede publicar algo allí; en segundo lugar, porque, de todos ellos, se trata sin duda del más querido para mí; no en vano, fue Honey, su puto amo, quien me animó a transcribir mis cintas y acogió mis textos durante un tiempo hasta que decidí independizarme y mudarme para, entre otras cosas, tener un blogroll propio, algo con lo que había soñado desde pequeñito.

Si quieren leer ficción en su pantalla, tomen nota: hallarán ingenio de raíz puramente literaria en 1017 cuentos; el abordaje más clásico del microcuento por parte de Pedro Herrero en Humor mío (es curioso, pero ya hay una forma clásica para género tan novísimo); la prosa minimalista y poética -e inconstante- de La Mala de la película; las breves escenas aisladas, como fragmentos escogidos aderezados con fotos y música de la artista Kahlo, desarrollando su faceta literaria en Ternura Porno; o la autoría colectiva de escritores noveles en The Soul of Al-Andalus; en todos los anteriores encontrarán los aficionados a la lectura de ficción sin tiempo o sin ánimo de enfrentarse a un texto más o menos largo el placer de los destellos inmediatos y brevísimos. Para quien prefiera los relatos con personajes y tramas más desarrolladas, ahí están los cuentos de más que estimable calidad media que ofrece Proyecciones blog, firmados por el valiente, tímido y descarado Jordim.

De la ficción a los diarios personales, empezando de nuevo por lo más breve: el impacto de cada una de las ideas en dos líneas -mediando palabras o no- de otra artista plástica, Anaesana y sus perlas domésticas cultivadas en AnaCrónica; el cálido relato de la memoria, las vivencias o el ánimo personal de Tesa en su Estoy de paso; los apuntes sobre los hombres y sus problemas con las mujeres en Elena y el Sexo (echando el cierre); o el estilo inimitable y personalísimo de la también inconstante Rosa en La Donna e mobile. Dos diarios personales más, estos en forma de parodia, primando el humor, la incorrección política y la mala leche: Beta, hija de una conocida periodista de Telemadrid, habla de sus particulares aficiones en Mi madre es Idiota; la Miss intelijente, por último, cerró su diario hace ya años, pero no me resistí a dejar un enlace hacia sus reflexiones y aventuras: merecen que les echen un vistazo, empezando por la fotografía de su autora, que verán en primera página.

La siguiente categoría es la de la actualidad y la opinión, el examen del entorno: empezando por los Brevarios de El Callejón de los Negros; siguiendo por el joven periodista gallego Jabois, que tiene algún prestigioso premio en su propia vitrina y acaba de ver publicada en castellano -original en galego- su primera novela: “La estación Violenta”; pueden abandonarse al placer de leer sus crónicas en Apuntes en Sucio. No se pierdan de ningún modo al gran Montano en El Aprendiz al sol, probablemente uno de los mejores blogs en la red, aunque no podrán hacerle saber que están de acuerdo con esto si así lo desean, porque Montano no admite comentarios; a ambos pueden leerlos también en FronteraD, magnífica revista en la red; no dejen de disfrutar con los textos y las fotografías -propias o ajenas- del Crítico Constante. De estos tres últimos -Jabois, Montano, el Crítico (y Rosa, la donna mobile)- me habló mi amigo Tinín, que los conoce del Nickjournal, lugar en el que todos ellos solían -aún suelen- reunirse para discutir la actualidad y en el que Tinín, como ustedes saben buen amante de la bronca, participa a menudo, sobre todo cuando ésta aflora, lo que sucede con frecuencia. La misma vocación de ring pugilístico y de plaza pública, aunque ésta probablemente en el otro extremo de la ciudad, tiene también Mi mesa cojea, blog del colaborador del diario Público José A. Pérez.

No están todos los que son, pero, sin duda alguna, los que están lo son y mucho. Para terminar, tres últimos enlaces que quizá se escapan un tanto al criterio que me impuse, el de disfrutar leyendo: Bloguionistas, Libro de Notas y Picotea son, de algún modo, servicios públicos que no quise dejar de mostrarles a ustedes. Tómenlos como tales y revísenlos, merece la pena. Ha sido un placer enseñarles mi vitrina: ahora saben de su contenido, de modo que dejen de mirarla como un mueble más: hay cosas dentro, jueguen con ellas. En próximas entregas, tal vez, siga mirándome el ombligo para hablarles de algunos datos curiosos en relación con el blog, con este blog: WordPress ofrece a sus usuarios un servicio de estadísticas que, bien interpretado, resulta muy jugoso; no se alarmen, no puedo saber si ustedes, mis amables visitantes, son feos o guapos o cuál es su edad o cociente intelectual, lamentablemente WordPress no da esos datos. Pero sí dice desde qué lugares de la red acceden a mi blog y, sobre todo, desde qué tipo de búsquedas en Google llegan hasta mi casa. No se lo pierdan.

Anuncios

24 comentarios en “Blogroll

  1. Estupenda la presentación de tu vitrina. Creo que eres un anfitrión excelente, cuidas mucho los detalles, acaricias las frases mimando a los que aparecen en ellas.
    Uno de los detalles del blog que mas aprecio, es que siempre nos des tu opinión sobre lo que te hemos comentado. Y para finalizar…..por la parte que me toca…..y sé que “mi jefa” como divinísima que es, te comentará…..gracias por querer a Divinas y Hermosas… es nuestra casita, tú ya lo has probado, es calentita y hogareña como un edredón recién lavado con olor a suavizante. Por supuesto…siempre serás bienvenido, a los de allí nos encanta leerte.

    Muchos Besitoss Albert

  2. Después de las palabras de la secre mayor del reino ¿qué podría decirte yo?
    Lo primero darte las gracias por tus palabras, por querer nuestro blog y por haberte estrenado allí. Fue un placer inmenso tenerte, tan inmenso como triste fue la despedida; pero es condición de mater dolorosa, dejar volar a sus polluelos, aunque es este un caso, eres tú, un polluelo aventajado.
    Gracias a tu blogroll he encontrado otros, he buceado un poco en ellos. Si no fuera tan vaga, tan inconstante y tan rizosa, estaría comentando como loca al gilipollas y a las palabras de Ermo.
    Instalada en la inconstancia, en la vaguería y un poco en la desilusión, te mando un buen par de besos que seguro no te llegarán. El viento es el puto amo de la tierra y a saber a quién se los entregará ;).
    Escribes tan bien que no entiendo cómo algunos te confundieron conmigo.

    Mil besos terrenales.

  3. (Respecto a Proyecciones blog)
    Vaya, gracias por lo de “estimable calidad media”, pero, ¿autoría colectiva? Norrrl..! … Para bien o para mal, todos los relatos.. son mios. En cualquier caso, agradecido por la mención y el link. Tengo que volver por aquí, este devío parece interesante.

    Saludos.

  4. Gracias, secretaria Invisibla. A mí tampoco me vendría mal una secre, por cierto 🙂 Muchos besos.

    Hola, vago puto amo. Hoy no hay viento, de modo que llegaron en buen estado de conservación. Me los quedo. Yo tampoco entiendo cómo nadie puede confundirnos: yo nunca me hago coletas. Dos mil besos aéreos.

    Jordim, bienvenido. Mil perdones. Efectivamente, muy para bien, todos los relatos son tuyos. Se me cruzaron los cables. Rectifico inmediatamente. De nuevo, discúlpame. Saludos.

  5. Woww.
    Gracias por tenerme en cuenta. Y por leerme, sobre todo.
    He de decir que mi Blog no es exactamente un diario de vivencias. Algunos textos, que podrían parecer autobiográficos, son solamente un ejercicio de imaginación.
    La cuestión es, que como están intercalados con los que sí describen mis recuerdos o el día a día, el lector no puede saber dónde empieza Tesa y acaba Teresa.
    Gracias de nuevo y un saludo.

  6. Bueno, Tesa, afrontar el día a día también requiere un esforzado ejercicio de imaginación. No me des pistas: prefiero, con tu permiso, no distinguir entre Tesa y Teresa.

    Un saludo.

  7. M., es tarde, lo lamento. Tiene al menos tres ejemplares asegurados: yo lo encargaré esta misma tarde y mi hermano Carles aceptó ayer mi recomendación; eso me dijo al menos. El tercero es mi amigo Tinín: afirmó que se haría con él, pero lo más probable en este caso es que lo robe, no se preocupe.

    Si eso, bienvenido.

  8. Bueno, parece ser que todos los que comentan algo tienen un blog… yo soy novata (como comenté) así que intentaré leer todos los que pueda.

    Albert, me ofrezco de secretaria. Besos

  9. Nerea, aceptada. El sueldo será francamente mejorable, pero ya he tenido unas cuantas secretarias y todas han quedado realmente satisfechas. O fingían muy bien, no sé. Este fin de semana te lo doy libre, pero el lunes empezamos a trabajar duro. Besos.

    1. Qué ilusión!!! Gracias por darme el fin de semana libre, todo un detalle. No sé fingir en nada, así que espero quedar tan satisfecha como las demás (y tú también, claro, ya que soy muy complaciente). Hasta el lunes entonces. Besos

  10. Yo tengo un blog que nunca estará en tu blogroll. Por ahora no lo pongo, que me da la risa. De tu selección conozco unas cuantas cosas, así que me fío de las otras. Tampoco estaré nunca en tus cintas, ni como mujer soñada ni como mujer real (¿te lo crees si te digo que preferiría ser soñada? A lo mejor es mentira).

    Gusto en leerte.

  11. Qué tal jefe? yo ya tengo los motores calentitos (esto sonó un poco raro jejeje), pero eres tan buen jefe que estamos ya a martes y no me mandaste hacer nada, como empalmemos con la Semana Santa… Así que a mandar. Besotes

  12. Hola secre. Léete lo nuevo y mira a ver si hay alguna falta, si la música se escucha correctamente y si todo está en orden. Luego tómate el día libre y mantén los motores calentitos que ya es primavera en este blog. Besos.

    1. Lo he leído esta mañana en el trabajo, pero ahora lo he vuelto a leer con más atención, te lo comento pues. Me alegra que ya sea primavera en el blog; sólo espero que esta primavera sea mejor que la del año pasado, la peor de mi vida. Besos

  13. Tal vez la de este año sea la mejor, Nerea. Quién lo sabe. Besos.

    Fue un placer, Al. Bienvenido. Sólo podía incluirte en el bueno, aquí mal rollo de momento no hay. Saluda a Mckee de mi parte.

  14. Yo estoy segura de que va a ser mucho mejor, sin duda. De momento, me hizo una ilusion inmensa que me aludas en la cabecera del blog, junto a tus cintas y tus mujeres (todo un honor). Algún día tendremos que ver las condiciones de mi contrato, ya que lo has hecho tan oficial… Besos

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s