Mujeres reales

Primavera en el Maresme

Esta mañana me he topado en Dadanoias con el vídeo que pueden ver al final de estas líneas, aunque es fácil encontrarlo en otros muchos sitios de la red. Está filmado en Súper 8 en algún paraje de Florida por el fotógrafo Jonathan Leder, para la revista Jacques Magazine. Me ha conmovido, claro, pero no sólo en el modo en que también les conmoverá a ustedes, lectores. En mi caso, hay un ingrediente sentimental adicional. Las imágenes me han traído inevitablemente a la memoria un par de tardes de mayo en un soto de un encinar del Maresme asomado al mar, que tiene menos glamour que Florida pero mejor luz. Hace ya tiempo que sé, pobre de mí, que no tengo el talento de Leder, pero entonces estaba seguro de que la fotografía y el vídeo eran el medio definitivo por el que el mundo conocería mi genio. Seguir leyendo

Entrecintas

Estas cosas pasan todo el tiempo

“El 26 de noviembre de 1911, el diario New York Herald da cuenta del ajusticiamiento de tres hombres. Fueron ejecutados por el asesinato de Sir Edmund William Godfrey, marido, padre, farmacéutico y caballero residente del barrio de Greenberry Hill, en la ciudad de Londres. Fue asesinado en la calle por tres vagabundos, cuyo único móvil fue el robo. Los tres vagabundos fueron identificados como Joseph Green, Stanley Berry y Daniel Hill. Green, Berry, Hill. Me gustaría pensar que sólo se trató de una coincidencia. Seguir leyendo

Mujeres reales

Eugenia (parte 2ª)

(ver parte 1ª) 

Estás muy callado; no me jodas que te has enamorado. La pregunta me sacó del sopor con el que intentaba combatir el frío; me giré hacia Ignacio y le miré como a un alienígena que acabase de materializarse en el coche. Nos sostuvimos un instante la mirada en silencio, hasta que estallamos al unísono en una carcajada a la que se sumaron los del asiento de atrás. Llevábamos muchas horas varados en lo más alto del paso de Despeñaperros, esperando a que la Guardia Civil nos diera permiso para bajar el puerto. Aquella primavera fue tan inusualmente destemplada que, en el regreso desde Sevilla, una nevada nos sorprendió sin cadenas en ese puerto. Vente p’acá y déjate de frío. En las semanas siguientes a nuestro primer encuentro, Eugenia y yo nos mantuvimos en contacto mediante el teléfono y las cartas manuscritas. Cualquier fin de semana que quieras venir, la casa está para nosotros solos: las niñas aquí ya no paran, se van a la playa o al pueblo; no te pido que te mudes de barrio por un beso, sólo que vengas una vez más. Luego habría muchos regresos desde Sevilla, ya en solitario, y alguna vez eché de menos a Ignacio en el asiento del copiloto haciéndome otra vez esa pregunta. Seguir leyendo

Entrecintas

Contra el cinismo

Hay quien cree, entre los ociosos que se dedican a valorar estas cosas, que este tema de abajo es el mejor de los últimos diez años. Hay también interminables discusiones sobre el significado de la letra. Siempre he creído que intentar descifrar el sentido del texto de una canción es tan absurdo como intentar lo mismo con los acordes que lo acompañan. La música, parece claro, se dirige a la emoción antes que al intelecto y la letra es sólo un instrumento más de la banda. Me atrevería únicamente a decir que su sonido me sugiere personalmente algo que podría resumirse con las palabras que titulan esta entrada. Por lo demás, no sé si este tema es el mejor de la década o del milenio, pero sí estoy seguro de cuánto me gusta. Buen puente, buen fin de semana para todos. Seguir leyendo

Entrecintas

Blogroll

Tengo un blogroll, como quien tiene una vitrina en el salón. Yo, de hecho, soy dueño de una, aunque no es quizá la que podría esperarse en un salón convencional. Fue un regalo de Julio el comunista, anticuario del Rastro madrileño, del que ya les hablé en alguna entrega anterior. Me refiero a él siempre de ese modo, con el apodo incluido, por puro hábito, porque así me he acostumbrado a llamarle para diferenciarle de otro con su mismo nombre de pila al que también suelo frecuentar, Julio el inmoral. El mote de aquél es lógico y objetivo, no en vano es militante del PCE desde su juventud, pero el de éste es más bien una autodefinición caprichosa porque, aunque sobre todo con una copa de más, suele declararse como tal inmoral con frecuencia, nadie ha detectado nunca en él, oficinista felizmente casado y con dos hijos, trazo de inmoralidad alguna en su pensamiento o su proceder. Quizá algún día nos sorprenda. Seguir leyendo

Entrecintas

I go to sleep

La canción del vídeo es de The Kinks y ha conocido versiones de, entre otros, nada menos que Pretenders. Esta chica que ahora se atreve con ella, de nombre Sia Furler, nacida y residente en Australia, acaba de declararse públicamente lesbiana. Australiana y lesbiana: todo me pilla lejísimos, de modo que, definitivamente, me resignaré a disfrutar únicamente de su extraña y cálida voz. Buen fin de semana para todos. Seguir leyendo